«En redes sociales compartimos una vida mágica»

A.D
-
«En redes sociales compartimos una vida mágica» - Foto: Arturo Pérez

La Casa de Cultura José Saramago acogió una nueva charla del ciclo Positivamente, a cargo de Francisca Vicente Pardo, psicóloga Clínica, miembro del equipo de Psicología Integral, que habló sobre El uso racional de las tecnologías.

¿Somos conscientes del tiempo de pasamos al día «enganchados» a las nuevas tecnologías?
No somos conscientes. Por parte de la gente joven, sobre todo hay abuso de las nuevas tecnologías y nos están afectando. Hay cambios en nuestra forma de relacionarnos y comportarnos, incluso los hay a nivel a nivel cerebral. Es importante saberlo para poder adaptarnos a los cambios. 
¿Hay que adaptarse?
Creo que lo más importante es tener una buena formación y ser conscientes de que tenemos en nuestras manos una herramienta maravillosa, que si no la utilizamos bien va en detrimento de nosotros mismos. Sería bueno tomar conciencia de qué uso hacemos para que no se convierta en problema.  
¿El abuso afecta  también ya a nivel cerebral?
Sí, hay ya estudios. El cerebro es un órgano muy plástico, que se va adaptando a lo que vamos haciendo. Están muy bien los cambios siempre y cuando jueguen a nuestro favor. Cierto es que cuando nuestro cerebro es inmaduro, como pasa con los niños o gente joven, hay consecuencias bastante dramáticas, que no tenemos en cuenta quizá por falta de información. 
¿Jóvenes y adultos tienen  los mismos problemas?
Por supuesto, los jóvenes han nacido con las nuevas tecnologías. Nosotros nos hemos incorporado después, pero eso no significa que el uso que hacemos de ellas sea siempre el correcto. Se trata de conocimiento y autocontrol. 
¿Qué herramientas tenemos?
El autocontrol es algo que se entrena, es la fuerza de voluntad, luego cuanto estamos metidos en el problema, tenemos que ser conscientes  de qué nos está pasando y nos tendremos que plantear cuántas horas estamos y qué hacemos. No se trata tanto de quitar, sino tener alternativas.
Ya incluso no se utiliza ni el teléfono, la comunicación es vía WhatsApp.
Estamos viendo un problema importante, la comunicación, no solamente vía telefónica directa, que implica una relación con el otro, sabiendo qué está sintiendo en ese momento. Con WhatsApp, por mucho emoticono que pongamos, no estamos comunicándonos a nivel de seres humanos. Podemos tener muchos contactos en la red y sentirnos absolutamente solos. 
¿Abusamos más de móvil o redes sociales?
Cada tecnología, móvil o redes sociales, pueden tener sus formas particulares de hacernos daño. Por ejemplo, podemos pueden todo el día pendientes del móvil y las notificaciones y todo esto es un problema, pero claro, en las redes sociales compartimos una vida mágica, maravillosa, y eso nos afecta a nivel personal porque podemos ver a los demás muy bien y nosotros pensar que no llegamos a tanto. Las nuevas tecnologías nos dan también acceso a juegos y se producen adicciones.
Abogo por la prevención y hay que educar en el uso de las nuevas tecnologías.