Ganar tiempo al cáncer de riñón

Javier D. Bazaga (SPC)
-
Ganar tiempo al cáncer de riñón

Bristol-Myers Squibb presenta una campaña para informar y concienciar sobre este tumor, el décimo más común del mundo

Ganar tiempo en cantidad y en calidad, es decir, vivir más y mejor. Pacientes y expertos coinciden en que, en la lucha contra el cáncer de riñón, el objetivo es «ganar tiempo», ya sea mediante el diagnóstico precoz de la enfermedad, como en el tratamiento para hacer que las ratios de supervivencia se incrementen.
Para ello es muy importante la concienciación y la visibilidad de una enfermedad que, a día de hoy, está considerado como el décimo tumor más frecuente en el mundo y representa más de 100.000 muertes cada año, según datos de Globocan. Es por eso que Bristol-Myers Squibb, en colaboración con la Federación Nacional deAasociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer), y el Grupo español de Oncología Genitourinaria (Sogug), pone en marcha la campaña Testigos del tiempo, una mirada hacia la supervivencia del cáncer renal. Una iniciativa que, a través de diversas actividades en la calle así como la proyección de un documental y un spot que será distribuido en cines, tiene como objetivo informar, concienciar y dar visibilidad al cáncer renal, «alteración de la que se detectan más de 6.000 nuevos casos y que causa más de 2.000 muertes cada año en España», según las cifras recogidas por la Sociedad española de oncología médica (SEOM) de este mismo año. 
Sin embargo, no es uno de los considerados como cánceres asesinos, según el doctor José Ángel Arranz, presidente de Sogug, ya que presenta importantes cifras de «largos supervivientes», lo que ofrece unas perspectivas optimistas. «Nunca diremos a los pacientes que están curados», reconoció, aunque matizó que con las nuevas inmunoterapias se empiezan a ver «planos» en la evolución de la enfermedad en determinados pacientes, lo que llevó al especialista a afirmar que «el cáncer se acabará curando, como se acabó curando la tuberculosis o el sida, y ahora estamos más cerca que hace solo unos años», aventuró.
Gestión del tiempo. El título de la campaña no es casual, ganarle tiempo al cáncer es el objetivo por lo que la relación de este concepto con la enfermedad es lo que estos profesionales han querido poner en valor con la ayuda de los que han dado en llamar «embajadores del tiempo». 
Juan Carlos Julián Mauro, presidente de Alcer, indicó que estas iniciativas «ayudan a las asociaciones a informar a la sociedad, y a hablar de enfermedades de las que casi no hay información», por lo que contribuye a que «las personas consideradas como población de riesgo se conciencien y puedan ser diagnosticadas a tiempo». Y es que para Mauro, esta enfermedad no consiste en un riñón enfermo, sino en «una persona que sufre», algo que se extiende a todo su entorno.
En eso ayudarán estos «embajadores del tiempo» como los meteorólogos Mario Picazo y Roberto Brasero, la actriz Aura Garrido, conocida por su papel en la serie El Ministerio del Tiempo, o la escritora Lorena Franco, autora de la Trilogía del Tiempo.
Todos ellos aseguraron haber estado cerca del cáncer de una u otra forma, lo que les llevó a aceptar sin reservas colaborar con esta campaña que se extenderá con distintas actividades desde el 25 de noviembre de 2018 y a lo largo de todo 2019, con eventos centrales en las ciudades de Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla, según informó la directora de Relaciones Institucionales de Bristol-Myers Squibb, María Ángeles Bravo.
Para ellos, igual que para los profesionales y los pacientes, es evidente la relación entre el tiempo que están acostumbrados a manejar y el tiempo que deben gestionar para que el diagnóstico se de a la mayor brevedad, ya que el índice de supervivencia en la detección de la enfermedad en el estadío 1 es del 95 por ciento, mientras que la cifra se reduce hasta el 20 por ciento con la enfermedad en el estadío 4, ya avanzada.
El doctor Arranz destacó precisamente el hecho de que muchos de los hallazgos de esta enfermedad se producen de manera casual, por lo que la iniciativa de la compañía está más que justificada para concienciar sobre todo a esos grupos de riesgo en el cáncer renal, en el que los hombres ocupan un papel destacado ya que su incidencia es «aproximadamente el doble en los hombres que en las mujeres».