Estudian si una dolencia mundial tiene origen albacetense

T.R.
-

Los neurólogos del Complejo Hospitalario de Albacete trabajan en buscar nuevas líneas de tratamiento para frenar la ataxia cerebelosa y en un estudio epidemiológico

El neurólogo del CHUA, Óscar Ayo, durante la sesión divulgativa con los pacientes y familiares de SCA 36. - Foto: José Miguel Esparcia

Albacete, Galicia y Japón comparten desde hace unos años casos de una enfermedad degenerativa rara de reciente descubrimiento, es la ataxia cerebelosa SCA 36 conocida en Galicia como la enfermedad de A Costa da Morte, que provoca una disfunción en el cerebelo, y que según los últimos estudios, todavía por confirmar, podría tener su origen en la provincia de Albacete, donde ya hay sospecha de que los afectados podrían sobrepasar la veintena y donde los neurólogos que investigan los casos aparecidos, deben ahora poner nombre a esta dolencia. 
SCA 36 La Mancha, como sugiere el neurólogo gallego Manuel Arias, el primero que empezó a arrojar luz sobre esta curiosa enfermedad que se transmite por una mutación genética, podría ser uno de ellos, pero el tiempo y los estudios que todavía quedan por realizar depararán capítulos apasionantes a esta historia. Quien la padece sufre los primeros síntomas a partir de los 40 años: pérdida de equilibrio, dificultades para caminar, tropezones sin explicación, pérdida auditiva. Como otras enfermedades genéticas desgraciadamente se hereda de padres a hijos.
Precisamente para hablar del pasado, el presente y, en especial, del futuro tanto a nivel científico como divulgativo de esta patología, neurólogos llegados desde Galicia, junto con sus homólogos del Servicio de Neurología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, se reunieron el sábado pasado en el Hospital Universitario Perpetuo Socorro, para analizar los pasos a dar y las investigaciones a desarrollar para seguir desgranando esta historia. De todo ello dieron cuenta a pacientes y familiares albacetenses en la sesión de tarde. Encontrar los mecanismos por los que degeneran las células del cerebelo y que provocan algunos síntomas característicos de esta enfermedad es a lo que se enfrentan ahora los expertos tanto de Galicia como de Albacete y Japón. En paralelo se trabaja en convertir Albacete para 2020 en la sede científica del próximo Congreso mundial del campo de las ataxias y de la menos conocida, la SCA 36.

(MÁS INFORMACIÓN, EN EDICIÓN IMPRESA