El PSOE tratará de sacar adelante la investidura en julio

Agencias
-

Celaá sostiene que el Gobierno no quiere elecciones puesto que supondría lanza el mensaje a la ciudadanía de que "su voto se ha tirado a la basura" y se muestra convencida de que las filas de Podemos apuestan por la cooperación con Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, trabajará "en profundidad" para sacar adelante su investidura en este mes de julio porque "ningún buen alumno lleva las notas a septiembre" y porque el Ejecutivo desea evitar una repetición de las elecciones, ha señalado este viernes la ministra portavoz, Isabel Celaá. 
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Celaá no ha dado pistas sobre la fecha que el candidato elegirá para celebrar el debate de investidura y ha precisado que invertir esfuerzos en sacar la votación adelante no tiene por qué ser una cuestión de alargar el tiempo en el calendario. El próximo 2 de julio, Sánchez fijará con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, la fecha del debate de investidura, que tendrá lugar en el mismo mes. Hay mayores probabilidades de que el debate se programe la segunda o cuarta semana de julio, dado que hacerlo la tercera llevaría la fecha de unas eventuales segundas elecciones al puente de Todos los Santos en noviembre, lo que podría afectar a la participación. 
Si el jueves la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, parecía amenazar con ir directamente a unas segundas elecciones si la investidura no salía al primer intento porque no habría segunda vuelta, la portavoz ha matizado este viernes esa posición, aclarando que el Gobierno no piensa en ir a una repetición electoral, incluso cuando tiene sondeos sobre intención de voto que le son favorables. Hacerlo, ha explicado, supondría lanzar el mensaje a la ciudadanía de que "su voto se ha tirado a la basura". 
Por ello, ha invitado a los morados a que reflexionen sobre la propuesta que Sánchez les ha planteado para que ocupen cargos en la Administración del Gobierno, pero fuera del Consejo de Ministros, al considerar que se trata de una oferta de "enorme entidad e importancia".
Tras indicar que no hay otra alternativa de Gobierno posible aparte de un Ejecutivo liderado por Sánchez, Celaá ha instado a concentrar los esfuerzos en julio para formar Gobierno, apelando a la "responsabilidad" de las fuerzas políticas. "Si se ponen de acuerdo en los países europeos, ¿cómo no nos vamos a poner nosotros de acuerdo cuando estamos en una coyuntura económica favorable, cuando tenemos una extraordinaria posición en Europa, cuando somos jefes de la socialdemocracia, cuando realmente tenemos un país que da gusto cuidarlo y que nos sentimos con fortaleza y con proyecto para España suficiente como para poder abordarlo ya?", ha razonado. 

 

Anécdota de Sánchez y Trump en el G20

El encuentro entre Donald Trump y Pedro Sánchez en la cumbre del G20 este viernes estuvo marcado por un gesto en el que el presidente estadounidense parece mandar sentar al jefe del Gobierno español, y al que fuentes del Ejecutivo de Madrid han restado importancia, además de subrayar la cordialidad con la que se han saludado.

Ha sido al inicio del plenario de esta cumbre, cuando Trump y Sánchez se han saludado con un apretón de manos. Después el presidente español ha querido volver a dirigirse al estadounidense pero éste le ha hecho un gesto señalando su asiento con la mano, como si le estuviese pidiendo que se sentase. Sánchez ha reaccionado riendo y se ha sentado en su sitio.
Fuentes del Ejecutivo aseguraron después que según les había comentado Sánchez el encuentro entre ambos ha sido cordial e incluso Trump le ha comentado lo mucho que le gusta España, y han negado que el gesto haya tenido una intención despectiva.
Otras fuentes del Gobierno, por otra parte, han señalado que lo que ha ocurrido cuando Trump ha hecho el gesto es que le ha dicho al presidente español "tienes un buen sitio", en alusión a su colocación en el plenario.