Freno al negocio de empresas albacetenses en China y EEUU

M.O
-
Freno al negocio de empresas albacetenses en China y EEUU - Foto: Victor Ballesteros - Redactor grÁƒÂ¡fico

Las exportaciones hacia ambos países desde la provincia se redujeron entre un 14 y un 23% tras varios años de incremento

Las turbulencias de las que los expertos hablan en torno a la guerra comercial de Estados Unidos y China tienen ya un reflejo en el comercio exterior de Albacete. Si queda establecido que dicha guerra ha cumplido ya los 15 meses de vida, el balance de exportaciones generado en la provincia con destino a ambos países confirma que el negocio va a menos. 
La base de datos de Comercio Exterior de la Agencia Tributaria permite ver país por país dónde y cuánto facturan las empresas albacetenses que venden productos o servicios en otros mercados. A Estados Unidos, el cuarto país al que más exporta la provincia, se vendieron en 2018 mercancías por valor de 82 millones de euros, un 14% menos que en  2017. En el año anterior el volumen de negocio había crecido más del 30%. Calzado es lo que más exporta Albacete al país norteamericano, casi 30 millones de euros de negocio.
En cuanto a China, su papel como destino de las exportaciones albacetenses es menor. Las exportaciones en 2018 se quedaron por debajo de los 14 millones de euros, pero es que la cifra supone un 23,7% menos de facturación en relación al año anterior. Vino y derivados es lo que más exporta la provincia al país asiático, por encima de los 10 millones.
La situación incluye también cambios en lo que Albacete compra a estos países. En el caso de China, Albacete compra más de lo que vende, porque en 2018 adquirió productos y servicios en China por valor de casi 84 millones de euros, pero es un 3,4% menos que en el anterior. En Estados Unidos la balanza comercial es positiva, la provincia vende más que lo que compra, porque las importaciones se quedaron por debajo de los 47 millones de euros.
Las mencionadas turbulencias y su impacto no solo en estos mercados, sino en todo el mundo, son vistas como un factor de preocupación por quienes desde la provincia tienen parte de su negocio en otros países, no solo por los que exportan, también por quienes importan y compran fuera. 
LAS PERSPECTIVAS. Iván Torres, presidente de Adiex, la Asociación multisectorial de Importadores y Exportadores de Albacete, explicaba que esos descensos en el negocio son señal de  una tendencia general: « El comportamiento es lógico en cuanto a la ilógica de la situación que tenemos, la guerra comercial es un hecho muy globalizado, afecta a todos, sobre todo porque se están atacando en componentes tecnológicos y lo que tiene que ver con aceros y aluminio, y eso toca a cualquier elemento que en su construcción incluya chapa, componentes de automoción, maquinaria… Entre eso, y saber si suben los aranceles, así como que la Unión Europea no tenga una tendencia clara, crea un clima de incertidumbre, y hay operaciones comerciales que se ven muy afectadas, tanto por parte del vendedor local que quizá se orienta a otros mercados, como los propios clientes, que ven como se encarece el precio de compra». Torres subrayaba que el negocio en general se ve afectado por esta situación particular de estos dos países, pero afecta a todo el comercio exterior: «Esas cifras están en descenso en casi todo el mundo, salvo casos puntuales, para todas las partidas y todas las regiones». Hacer previsiones sobre cuánto se alargará esa situación lleva a explicar que «si no hay un ambiente estable los negocios no fluyen tanto, con dudas todo el mundo guarda la ropa, todo el mundo es más prudente, más precavido», explicaba el presidente de Adiex.

Más información en la edición impresa