Ecoescuela, disfrutar con el entorno

E.R.J.
-
Ecoescuela, disfrutar con el entorno

Por quinto verano, la cooperativa Ambientea oferta esta actividad para niños y jóvenes, en cinco turnos

El verano es para disfrutar. Para dejar atrás los libros y aprovechar el buen tiempo para divertirse, aunque ese objetivo no está reñido con el de aprender. De hecho, ambos son el hilo conductor de la Ecoescuela de Verano que la sociedad cooperativa Ambientea ha programado, por quinto año consecutivo. 
Llegar a esta edición supone que la actividad ha tenido una buena cogida por parte de las familias albacetenses y por ello, como apunta Laura Puerto, una de las monitoras y socia de Ambientea, «vamos a mantener la dinámica, que lo que implica es ofrecer actividades algo diferentes a lo que están acostumbrados en las escuelas de verano que se ofertan en los colegios y en las asociaciones». Esa diferencia pasa por una cuestión clave: el entorno como lugar de esparcimiento y aprendizaje.
Cuentan con un lugar más que adecuado, el Espacio de Ecología que gestionan, que es «una parcela al aire libre situada en las cercanías de la capital y en plena naturaleza».
Allí, de hecho, es donde se llevan a cabo muchas de las citas y proyectos de Ambientea, como recientemente ha sido también la Feria de Ecología, porque cuentan con muchos metros verdes acondicionados, pero también con las instalaciones necesarias para evitar el calor, en los momentos en que más apriete, como el aula, «donde también llevamos a cabo los talleres» y, por supuesto, los aseos.
inculcar hábitos y valores. Para atender la mayor parte de la demanda posible, se han organizado cinco turnos de la Ecoescuela a lo largo de todo el verano. Tienen una semana de duración, con actividades que se desarrollan de lunes a viernes, entre las nueve de la mañana y las dos de la tarde. 
«Trabajamos con grupos reducidos de niños, con edades comprendidas entre los seis y los 12 años», cuenta Laura Puerto, que destaca, además, que para evitar que las familias tengan que desplazarse hasta el Espacio de Ecología que Ambientea tiene -junto a la parcela donde Ecologistas en Acción tiene sus huertos urbanos, en el camino de Melegriz, en Aguas Nuevas- «en la tarifa incluimos el desplazamiento desde la ciudad». Lo hacen, además, mediante varias paradas para recoger a los pequeños que participan en esta actividad que tiene al medio ambiente como protagonista. «Paramos en la Fábrica de Harinas, la Punta del Parque, en la rotonda de El Corte Inglés y la de la salida de la Carretera de Las Peñas porque, aunque está cerca, es una facilidad que damos».

Más información en la edición impresa