Semana negra en los mercados

SPC
-

Las primarias en Argentina, la desaceleración de la economía mundial y las huelgas en Hong Kong llevan a todas las Bolsas a registrar importantes pérdidas, con el Ibex cayendo un 1%

Semana negra en los mercados - Foto: Chema Moya

La desaceleración de la economía mundial -con la amenaza incluida de que Alemania pueda caer el mes que viene en recesión-, el resultado de las elecciones primarias en Argentina -en las que el presidente del país, Mauricio Macri, perdió estrepitosamente- y la búsqueda de refugio en activos seguros, como la deuda, son las principales causas por las que la Bolsa española cayó esta semana un 1%, llegando a firmar el pasado miércoles su registro más bajo del año.
En su tercera semana consecutiva de pérdidas, el índice de referencia del parqué de Madrid, el Ibex 35, ha terminado en 8.670,4 puntos, después de que ayer subiera el 1,78%, el cuarto mayor ascenso de 2019, con lo que vuelve a registrar ganancias respecto al inicio del ejercicio y se sitúan en el 1,53%.
La victoria del peronista Alberto Fernández en las elecciones primarias de Argentina condicionaba el arranque de la semana bursátil al provocar notables caídas en la Bolsa de Buenos Aires (el 38%) y la depreciación del 25% del peso, que llegó a negociarse a 60 pesos por dólar. Esta situación perjudicó a algunos valores españoles con inversiones en el país sudamericano y se extendía por otros mercados. Además, el bloqueo del aeropuerto de Hong Kong también incidía negativamente en los parqués, así como un informe negativo sobre la banca española.
Pero no todo fue negativo, según el experto de XTB Darío García, ya que la decisión de EEUU de retrasar hasta mediados de diciembre la aplicación de aranceles a productos electrónicos chinos que se iban a imponer a partir de septiembre favoreció la recuperación el martes.
Sin embargo, al día siguiente se conocían estadísticas que mostraban la desaceleración en algunas grandes economías: la producción industrial china crecía el mes pasado el 4,8%, el menor incremento en más de 17 años, y el PIB alemán caía el 0,1%  en el segundo trimestre.
Además, volvía a darse la situación de que el interés de la deuda estadounidense a 10 años era inferior al de los títulos a menos de dos años, lo que anticipa una recesión económica y provocaba salidas de fondos a los bonos y una caída del 2% en el parqué español, que incurría en pérdidas respecto al comienzo de año.
Después de que el jueves la jornada terminara con una pequeña caída, aunque llegó a descender hasta 8.400 puntos, ayer recuperó el nivel de los 8.600.
China anunciaba estar preparando un plan para elevar durante dos años el consumo a través del aumento de la renta disponible de los hogares, y el gobernador del Banco de Finlandia, comentaba que el Banco Central Europeo (BCE) hará públicas en septiembre medidas que superarán las expectativas del mercado.
Como balance de estos últimos días, la cotización del euro bajó de 1,11 dólares y el rendimiento de los bonos españoles al mínimo histórico del 0,02% (terminó la sesión de ayer en el 0,09%), mientras que el oro se cambiaba a niveles de mayo de 2013 al rozar los 1.550 dólares por onza y el barril de petróleo Brent llegó a bajar a 58 dólares.
Excepto Iberdrola, que subió el 4,85% al cierre de la semana, el resto de los grandes valores bajaron: Telefónica, el 5,34%; Repsol, el 4,92%; Inditex, el 1,92%; BBVA, el 1,59% y Banco Santander, el 0,8%.
Los valores del Ibex con mayores pérdidas fueron Masmóvil, que cedió el 9,42%, en tanto que Indra cedió el 6,64% e IAG, el 5,64%.
En cuanto a los mercados internacionales, Milán bajó el 0,01%; París, el 0,51%; Hong Kong, el 0,79%; Fráncfort, el 1,12%; Tokio, el 1,29% y Londres, el 1,88%. Wall Street registró asimismo pérdidas superiores al 1 % en el cómputo semanal.