Obligan a modificar una línea por la electrocución de aves

A.G
-

El Ejecutivo autonómico impuso casi 740.000 euros de sanción a la empresa por la muerte de rapaces

Trabajos de adaptación de un poste de un tendido eléctrico. - Foto: Yolanda Lancha

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó recientemente una dura sanción a Iberdrola Distribución Eléctrica, compañía ahora denominada I-de Redes Eléctricas Inteligentes (i-DE), «por la comisión de una infracción muy grave en materia de conservación de la naturaleza, tipificada en el artículo 108.6 de la ley 9/1999, de 26 de mayo». Así lo recoge textualmente el acuerdo publicado por el Ejecutivo autonómico, referido a un caso de electrocución masiva de aves en una finca cercana a Albacete, detectado por agentes medioambientales.
El procedimiento termina con una multa económica de casi 737.000 euros, dividida  en dos conceptos: 400.000 de sanción y 336.900 de indemnización. Esas cantidades se calculan de acuerdo a un artículo de la Ley mencionada y a un decreto de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, por el que se establece la valoración de las especies de fauna silvestre amenazada.
Además, en esta ocasión, se incluye una medida complementaria, que obliga a la empresa a llevar a cabo la adaptación de la línea eléctrica correspondiente al tendido eléctrico El Salobral-Campillo de la Virgen-Pozohondo, en el plazo de dos meses desde la firmeza del acuerdo.

La Sociedad Albacetense de Ornitología (SAO) analizó la sanción en una nota de prensa, en la que explican que el expediente se inició «por la electrocución de ocho águilas imperiales, dos águilas perdiceras, 20 águilas reales, 21 búhos reales y tres azores, aunque solo se confirma la muerte por electrocución de cuatro águilas imperiales, cinco búhos reales y ocho águilas reales». Indican además que «el número de electrocuciones de grandes rapaces ha disminuido un poco este último año», pero apuntan a que «el balance sigue siendo muy negativo, de lo que se deduce que queda mucho por hacer todavía en cuanto a reforma de las líneas».
Por ello, «instan» a la Administración « a que continúe con la labor sancionadora por electrocuciones, factor clave para impulsar la reforma de los tendidos, y a que incremente la actividad inspectora».

Por su parte, i-DE reivindicó que la empresa «desarrolla un ambicioso proyecto de protección de avifauna, al que destina un número importante de recursos técnicos y económicos, que tiene por objeto acelerar la adaptación de todos los apoyos incluidos en zonas de especial protección y que, además, contempla la adaptación de aquellos apoyos en los que se registran incidentes con avifauna, con independencia de que queden fuera del ámbito de aplicación del Real Decreto 1432/2008 y que, por tanto, no exista obligación legal de adaptarlos».
Fuentes de la empresa aseguran que las dos líneas eléctricas en las que se produjeron las electrocuciones «han sido totalmente adaptadas». Indican además que sus actuaciones «han permitido la corrección de más de 7.800 apoyos hasta el momento» y que han establecido «la provincia de Albacete como una prioridad y las correcciones de apoyos se han elevado a más de 3.800, lo que representa casi el 50% del volumen total realizado en la comunidad autónoma».

(Más información en edición impresa)