«Este homenaje ha sido el orgullo más grande del mundo»

Redacción
-

Sebastián Cortés, exdirector de la Escuela Taurina y maestro, acudió a un acto entre más de 100 personas, entre profesionales y aficionados, y dijo que «sentirse dichoso de estar acompañado de todos»

Homenaje a Sebastián Cortes. - Foto: Ayuntamiento

Entrañable, grande y muy sentido. Más de 100 personas, entre profesionales y aficionados, celebraron un homenaje al maestro Sebastián Cortés, en reconocimiento a su trayectoria profesional y a sus 30 años al frente de la Escuela Taurina de Albacete. El propulsor del reconocimiento fue el matador de toros y ahora banderillero Javier de Esperanza, un profesional natural de Cieza, pero que reside y ejerce de albacetense desde su etapa de novillero con picadores.
Sebastián Cortés, exdirector de la Escuela Taurina de Albacete, explicó que el «homenaje ha sido el orgullo más grande del mundo, porque he estado rodeado de mi gente y de mis amigos, de todos los alumnos y compañeros a los que doy un abrazo muy grande por cómo se han portado conmigo». 
El mundo del toro asistió al acto, que presentó Pedro Belmonte, crítico taurino y colaborador de La Tribuna de Albacete, y el maestro agradeció profundamente, ya que dijo «sentirse dichoso de estar acompañado por esta gente tan maravillosa, a lo que quiero y además han demostrado un gran cariño hacia mí». Respecto a la familia, dijo que «era lo más importante, así como mi hijos, mis nietos, porque es mi motor de vida, faltando lo que falta, y gracias a todos vosotros porque os voy llevar toda la vida». 
Por otro lado, el alcalde, Vicente Casañ, en calidad a su vez de responsable de Asuntos Taurinos, quiso participar de este reconocimiento y asistió a la comida homenaje.
Casañ valoró la trayectoria de Sebastián Cortés como matador de toros desde 1975, año en el que se presentó en Las Ventas, tomando después la alternativa en Alicante, al tiempo que le ha agradecido que haya conducido por buen camino la Escuela Taurina de la ciudad durante 33 años, hasta que cedió el testigo a Antonio Rojas. 

(Más información en la edición impresa)