«Ampliamos a 125 plazas y no sería conveniente crecer más»

MAITE MARTÍNEZ BLANCO
-
Raquel Bartolomé, decana de la Facultad de Enfermería. - Foto: José Miguel Esparcia

«Enfermería sigue siendo una titulación con buena empleabilidad»

Burgalesa de nacimiento, su carrera académica está unida a la Universidad de Castilla-La Mancha. Raquel Bartolomé se licenció en Psicología en la Universidad de Salamanca y vino a Albacete para cursar el máster de Criminología, desde entonces sigue vinculada al Centro de Investigación en Criminología de la Universidad regional, donde ha firmado un buen número de estudios sobre delincuencia juvenil. Veterana profesora de distintos centros, toma ahora las riendas de la Facultad de Enfermería, asumiendo el relevo de Ángel López.  
Una psicóloga como decana de Enfermería, ¿cómo es eso?
Sí que puede resultar extraño, pero no creo que sea tan relevante porque la función de una decana es representar a la facultad y gestionar sus recursos, no tomar decisiones que afecten a la profesión. En el equipo de dirección hay otras tres mujeres, todas ellas enfermeras. Me acompañan Antonia Alfaro, profesora de Enfermería Maternal, y Carmen Ortega, que imparte Fundamentos de Enfermería. Ellas estaban, igual que yo, en el anterior equipo de dirección. Se ha incorporado Marta Carolina Ruiz, una profesora más joven que nos viene muy bien al equipo pues conoce de primera mano las dificultades de los nuevos investigadores que deben incorporarse a la universidad y desarrollar una carrera académica. 

Conseguir una plaza en Enfermería no es fácil, una nota de corte por encima de un 10,78, el listón está muy alto, ¿sería imposible ampliar las plazas? 
Ya ampliamos de 100 a 125 plazas y no sería conveniente crecer más, no solo por el mercado laboral, sino porque nuestro compromiso es dar una formación de calidad y para eso los estudiantes tienen derecho a tener puestos de prácticas suficientes y variados. Es fundamental, las futuras enfermeras hacen ya dos meses de prácticas en segundo curso, tres meses en tercero y el cuarto curso es todo práctico. Es importante que puedan rotar por los distintos servicios del hospital, estén en centros de salud y centros sociosanitarios como son las residencias de ancianos. Quizás alguno de estos servicios podría acoger a algún estudiante de prácticas más, pero necesitan una supervisión de su aprendizaje y las enfermeras en ejercicio tampoco pueden atender a demasiados alumnos. Nuestro interés es la calidad y a veces ésta no se da si hay demasiada cantidad.   
Al hablar del perfil que debe tener un alumno de Enfermería, dicen que debe ser una persona interesada por las relaciones personales, tolerante y solidario, ¿son esos los requisitos de un buen enfermero?
Entre otros. El objetivo de una enfermera es cuidar y para cuidar bien no solo hace falta formación, sino también actitudes como el respeto, mucha empatía y capacidad de escucha, y otras habilidades que no son tan académicas pero que cuando uno tiene un problema de salud y le tienen que atender las valora mucho. Es cierto que el criterio de acceso es la nota de corte, pero la Enfermería suele ser muy vocacional y sobre todo cuando hacen sus primeras prácticas muchos se ratifican en su deseo de ser enfermeras. 

 

(Más información en edición impresa)