Alberto Pozo afronta la temporada de su alternativa

Pedro Belmonte
-
Alberto Pozo, durante su actuación en la plaza de toros de Las Ventas. - Foto: P.B.

El albacetense es el mejor colocado en el escalafón, con debut en la primera plaza del mundo, en la que dejó buen sabor de boca con una novillada del exigente hierro de Saltillo

La temporada de Alberto Pozo, dentro de las dificultades propias, se podría considerar como satisfactoria, ya que han sido siete las novilladas toreadas, siendo el albacetense mejor colocado en el escalafón de novilleros, aunque si por algo ha de caracterizarse el año ha sido por su debut en la primera plaza del mundo. Dejó buen sabor de boca el de Albacete en Las Ventas, con una novillada de Saltillo, hierro exigente, con el que anduvo muy solvente, mientras el resto de la temporada ha sido de lucha, con triunfos rotundos en la mayoría de las plazas en las que ha hecho el paseíllo. Ahora toca seguir entrenando y prepararse para un año que debe ser determinante, con la alternativa puesta en su mente.
«El invierno lo llevo muy bien, ya que estoy haciendo campo y eso, conforme están las cosas, es para no quejarse. He estado en Portugal, en un par de tentaderos, y una vez que pasen las navidades seguiré yendo ya que tengo otros tres o cuatro más por esas tierras y los que me quedan en España. Además, sigo entrenando diariamente y cuando termino de trabajar tengo que echar un rato con los trastos en la mano, ya que si no entrenas, se pierde pronto el sitio y el tacto, y aunque no estoy en estas fechas al cien por cien, espero estarlo en cuanto hayan pasado las fiestas. Es cierto que no es igual si solo te dedicas a esto, pero hay que sacar el máximo tiempo cada día y aunque físicamente te mantienes con el rodillo en la mano (risas), es verdad que hay que torear mucho de salón para que luego te sirva el campo».
Decíamos que la temporada ha sido buena, para como están las cosas, por lo que el balance que hace Pozo de 2018, se inclina la balanza a lo positivo. «Ha sido para estar contento, sobre todo después de estar como he estado este tiempo atrás, parado y con pocas perspectivas, por lo que arrancar como lo hemos hecho y terminarla como la hemos terminado, yo diría que es importante, sobre todo porque al final conseguimos ir a Madrid».

(Más información en la edición impresa)