El Parque Científico y Tecnológico cumple 10 años a plena marcha

I.M.
-

Está al 80% de ocupación y la previsión es cerrar el 2016 con 34 empresas, siete más que en 2015, 493 trabajadores, 30 más que en diciembre, y una facturación en alquiler de 436.110 euros

El Parque Científico y Tecnológico de Albacete se proyectó en el 2001, pero no fue hasta el 2006 cuando realmente se puso en marcha. - Foto: Rubén Serrallé

El Parque Científico y Tecnológico (PCyT) de Albacete surgió en el 2001 con la creación de la Fundación que lleva su nombre  bajo el patronato de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Universidad regional, el Ayuntamiento y la Diputación de Albacete, contemplándose hasta tres fases en su desarrollo. No obstante, hubo que esperarse hasta los años  2005 y  2006 para que se procediesen a las primeras inauguraciones, primero la del inmueble dedicado a la Investigación en Informática y después la del Centro de Apoyo Tecnológico a Emprendedores.
  Años más tarde sería Guadalajara la otra provincia de la región en contar con un PCyT, con un espacio físico que está diseñado para alentar la formación y el crecimiento de empresas y de otras organizaciones pertenecientes al sector terciario y que, además, por norma general residan en el propio Parque.   
El 19 de diciembre de 2014 se formalizó la fusión de los dos parques científicos y tecnológicos que existen en Castilla-La Mancha, el de Albacete y el de Guadalajara, dando lugar al Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha. Fruto de la fusión y de la poseriro reorganización que ha habido de los equipos humanos, desde Albacete se está llevando el área administrativa y desde Guadalajara el área de gestión de proyectos.
Ahora bien, si uno echa un vistazo a lo que han dado de sí los 10 años que han pasado desde que  el  PCyT de Albacete se puso realmente en marcha, se ve que desde el 2006 ha pasado por diferentes situaciones  en cuanto a las empresas y trabajadores que ha acogido. Si en el 2006 eran 10 empresas con 45 trabajadores, en el 2007 eran 15 empresas y 95 trabajadores, en el 2008, 21 empresas y 176 trabajadores, en el 2009, 22 empresas y 189 trabajadores, en el 2010, 25 empresas y 235 trabajadores, en el 2011, 25 empresas y 375 trabajadores, en el 2012, 21 empresas y 328 trabajadores, en el 2013, 21 empresas y 291 trabajadores, en el 2014, 21 empresas y 315 trabajadores, y en el 2015, 27 empresas y 463 trabajadores.
 La previsión para este año es cerrarlo con 34 empresas, siete más que al cierre del 2015, y 493 trabajadores, 30 más que  diciembre del 2015.  
El mismo devenir de altas y bajas se observa en lo que es la facturación por alojamiento de empresas. Del 2006 al 2015, el mejor año en este capítulo fue  precisamente el pasado con un ingreso de 414,490 euros, 70.219 euros más, no obstante, que en el 2014. El que menos, por contra, fue el 2006 con 61.326 euros, si bien, al año siguiente esta cantidad se dobla, alcanzándose en aquel entonces la cifra de 128.458 euros. La previsión para este año es cerrarlo, según adelanta el director del PCyT de Albacete, José Luis Patiño, con una facturación por empresas instaladas de 436.101 euros, o lo que es lo mismo,  21.611 euros más que el 2015.
Como es conocido y según recuerda Patiño, las empresas que quieran instalarse en este espacio  tienen que mandar su plan de negocio y también, y lo que es más significativo, tienen que cumplir tres requisitos. El primero es pertenecer a uno de los cinco sectores de interés de este Parque (Tecnologías de la Información y  Comunicación/TIC, Ingeniería Automática y Robótica, Aeronáutica y Aeroespacial, Biotecnología, Salud o Agroalimentario  y Energías Renovables y Eficiencia Energética), mientras que el segundo no es otro que  desarrollar I+D+i y el tercero, tener vocación de relacionarse o cooperar con otros agentes del Parque.
 
<b>80% DE OCUPACIÓN.</b> Hoy por hoy el Parque de Albacete no sólo está ocupado en un 80% sino que igualmente es rentable y, además, lo es desde hace tres años. Al igual que ha venido sucediendo en años anteriores, de nuevo en el ejercicio pasado los dos sectores que registraron los mayores crecimientos dentro del PCyT albacetense fueron el de las ingenierías y el de las Tecnologías de la Información y  Comunicación. En cuanto a las empresas allí instaladas, según Patiño, se puede decir que hay un poco de todo, es decir,  desde emprendedores albacetenses que están iniciando su modelo de negocio valiéndose de micro empresas con tres ó cuatro trabajadores,  hasta  otras empresas más grandes. Generalmente estas últimas son empresas externas a Albacete pero que han visto aquí un importante potencial de recursos humanos, y  un ambiente en el que la innovación está al orden del día, lo mismo que la colaboración con otras empresas locales y con la universidad.  Su sede está  en el Parque Científico y Tecnológico pero su clientela  está repartida por todo el mundo desde Estados Unidos hasta Arabia Saudí pasando por Sudamérica, al menos, en el caso de las empresas consolidadas.
Las empresas no tienen límite de permanencia en el Parque, y  lo único que tienen que abonar por su estancia es una cuota mensual que, no obstante, recuerda el director, José Luis Patiño, el pasado año se bajó  en un 10%. Así una empresa joven, que únicamente cuenta con un despacho, está pagando en concepto de alquiler mensual 170 euros,  a razón de un pago de nueve euros por metro cuadrado.  Si la empresa ya está consolidada la cantidad a abonar por mes es de 11,34 euros también por metro cuadrado.
Este abono incluye el servicio de limpieza y otros servicios, como el de electricidad o climatización, entre otros. Y lo mismo que hay despachos con una superficie que ronda los  30 metros cuadrados también los hay que superan los 100 metros cuadrados, pero la media está en los 50 metros cuadrados.

<b>MOVIMIENTO.</b> Se funciona con el boca a boca, por lo que el movimiento está garantizado, además, de que es continuo no existiendo lista de espera. Así, por citar un ejemplo, señalar que en lo que llevamos del 2016, o mejor dicho, a una semana que concluya el primer trimestre, ya se ha contabilizado la entrada de cinco nuevas empresas, algo a tener en cuenta, máxime que en todo el 2014 hubo cuatro incorporaciones empresariales como nuevas e igual número de salidas, y que en todo el 2015  al Parque Científico y Tecnológico de Albacete entraron como nuevas nueve empresas y tan sólo hubo una salida, simplemente porque, dice el director, «el trabajador que tenían aquí se fue a otra empresa a Madrid dando lugar al correspondiente cierre de la oficina de Albacete». También hay empresas que están instaladas desde el arranque del Parque, desde el 2006. Es el caso de Capacita, Cade, Alhambra, Eptisa o Spinlogic, por citar algunas. Todas menos Cade son empresas TIC.
Inicialmente el Parque albacetense, como se ha mencionado, estaba concebido para hacerse en tres fases, pero, no obstante, se ha quedado, comenta Patiño, en el inicio de la segunda fase.  Únicamente están levantados cinco edificios, cuatro en el PCyT y el otro en el campus biosanitario, justo detrás de la Facultad de Medicina. Es la Bioincubadora de empresas, En el Parque están el de Investigación en Informática, el Centro de Apoyo Tecnológico a Emprendedores, el Centro Tecnológico de Automática y Robótica  y el Centro de Energías Renovables.
Esto reza para el de Albacete, pero el de Guadalajara, por su parte, carece de sede propia, lo que no es inconveniente para que su potencial de crecimiento sea importante, dada su ubicación próxima, por ejemplo, al Corredor de Henares. Esto está permitiendo, por citar un caso concreto, que más de una empresa del área de la biotecnología se esté  interesando por cambiar su ubicación. Cerró el 2015 con seis empresas ‘realquiladas’ y  23 trabajadores y con  una facturación por alojamiento  de 20.000 euros. La previsión para este año es mantenerse como está.