España, el tercer país más beneficiado por el 'Plan Juncker'

Benjamín López (SPC)
-
España, el tercer país más beneficiado por el 'Plan Juncker' - Foto: Nico Rodriguez Nico Rodriguez

Los 8.700 millones invertidos en el territorio nacional desde 2015 movilizarán 43.500 millones y suponen un impulso para la economía de la industria del transporte de una manera responsable y sostenible

España es el tercer país que más inversiones ha recibido del llamado Plan Juncker de la Unión Europea, con 128 operaciones realizadas desde julio de 2015 que han supuesto una financiación directa de más de 8.700 millones de euros que, a su vez, movilizarán 43.500 millones de euros en inversiones, según puso de manifiesto hoy en Madrid la vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, la española Emma Navarro. Tanto a su juicio como al de los representantes del ICO y de la Comisión Europea, la inversión en infraestructuras de transporte en los próximos años en toda la UE debe ser una apuesta para impulsar el crecimiento económico sostenible de la Unión.

Estos temas se trataron en la jornada #investEU: Transporte, la gran apuesta de crecimiento, organizada por la Comisión Europea en su sede de Madrid en la que intervinieron, además de la vicepresidenta del BEI, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, y el director de la Representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca.

"El Plan de Inversiones para Europa es la oportunidad para invertir en transporte, que está contribuyendo a los objetivos de creación de empleo y de desarrollo sostenible de Europa", señaló Fonseca el respecto. Por su parte la vicepresidenta del BEI, hizo hincapié en las bondades del Plan Juncker para nuestro país, que es el tercero de la UE “más beneficiado” por este plan “con casi 130 proyectos aprobados que están impulsando la innovación, la acción por el clima y también el desarrollo de transportes más limpios en nuestro país”.

Algunas inversiones

Dentro del sector transporte, al que se dedicaba la jornada de trabajo, destacan las inversiones realizadas dentro de la iniciativa europea en empresas como Metro de Madrid, con 135 millones invertidos; Talgo, que recibió 30 millones, y AENA, empresa a la que se destinó una inversión de 400 millones de euros para mejorar de seguridad de los aeropuertos que gestiona.

De igual manera, se han financiado, entre otros proyectos, la renovación de la flota de autobuses urbanos de Palma de Mallorca, con 30 millones de euros, y la de Valencia, con 39 millones de euros.

A nivel europeo y por sectores, el 33% de la inversión movilizada gracias a la financiación facilitada por el BEI bajo el Plan de Inversiones para Europa se ha dirigido a pymes; el 22% a investigación, desarrollo e innovación; el 19% a energía; el 11% a proyectos digitales; el 7% a transportes; y el 4% a infraestructuras sociales, medio ambiente y eficiencia energética.

El Plan de Inversiones para Europa ha superado el objetivo de inversiones inicial de 315.000 millones de euros movilizados que se estableció en julio de 2015, cuando inició el plan. Con la financiación aprobada hasta el momento, se espera movilizar más de 408.000 millones en inversiones. Debido al ”éxito” del plan, según señalaron los intervinientes, se decidió ampliar su capacidad de financiación con el objetivo de movilizar 500.000 millones hasta mediados de 2020.