Aprueban 25 ayudas para que jóvenes residan en pueblos

A.G
-

El Ejecutivo autonómico subvencionará la adquisición de vivienda a menores de 35 años que establezcan su domicilio habitual en municipios de menos de 5.000 habitantes

Imagen de archivo de una calle de Munera, uno de los municipios desde los que se solicitaron ayudas. - Foto: Rebeca Serna

El servicio instructor de la Delegación de Fomento en Albacete publicó ayer su propuesta de resolución provisional  de la convocatoria de ayudas a jóvenes de menos de 35 años para la adquisición de viviendas en municipios de menos de 5.000 habitantes. Se abrió así un plazo de 10 días para presentar alegaciones, antes de que esa concesión tenga carácter definitivo.
El Gobierno de Castilla-La Mancha dio luz verde a esta línea de subvenciones a finales de 2018, destacando entonces que coincidían con los objetivos del Plan Estatal de Vivienda 2018-21, orientado especialmente a la población joven al entender que había padecido «grandes dificultades» en el derecho de acceso a la vivienda. El Ejecutivo autonómico decidió  además articularlas como una vía de «evitar la despoblación», al centrarlas en los municipios más pequeños, donde los solicitantes han de adquirir la vivienda con la condición de residencia «principal y permanente».
Cumpliendo con ese criterio principal, al que se suman otros habituales en las ayudas a adquisición de vivienda, han sido 25 personas las que obtienen de momento la confirmación de que contarán con la colaboración de la Junta. Percibirán cantidades de entre 4.800 y 10.800 euros, que suman un importe total en la provincia de 186.600 euros (casi una cuarta parte de los 764.000 presupuestados para la región).
Los beneficiarios solicitaron las subvenciones para adquirir inmuebles, por un valor máximo de 100.000 euros, en los municipios de Alpera, Casas Ibáñez, Cenizate, Chinchilla de Montearagón, Fuente Álamo, Molinicos, Montealegre del Castillo, Motilleja, Munera, Pozohondo, San Pedro y Villamalea.

(Más información en edición impresa)