La Junta renueva con Madrid el convenio del abono transporte

Javier D. Bazaga
-

Los presidentes de ambas comunidades firmaron la prórroga de un convenio que alcanza a casi 23.000 beneficiarios de la región que se desplazan a diario a Madrid

Díaz Ayuso sacó el libro de honor de la Comunidad de Madrid para que Page dejara su firma y unas palabras sobre la democracia y las comunidades autónomas. - Foto: JUAN LÁZARO

Los presidentes de Castilla-La Mancha y de la Comunidad de Madrid renovaron este jueves el convenio de colaboración para los títulos de abono transporte para los desplazamientos que se producen a diario entre ambos territorios. El objetivo es «satisfacer las necesidades de desplazamiento entre diversas poblaciones de Castilla-La Mancha y Madrid, extendiendo el sistema de abonos transporte a toda la franja limítrofe con Madrid de las provincias de Toledo, Guadalajara, y Cuenca, en unas condiciones de utilización idénticas a las que usan los ciudadanos de Madrid para moverse en transporte público».
Así, serán cerca de 23.000 personas las que saldrán beneficiadas de esta prórroga. Según informó el Ejecutivo regional, Castilla-La Mancha hace un «notable esfuerzo económico» con este convenio para que los jóvenes de la región puedan viajar por 20 euros al mes a la Camunidad de Madrid, ya que se subvenciona el precio restante hasta el coste efectivo del abono.
Tanto para Emiliano García-Page como para la presidenta de la comunidad vecina, Isabel Díaz Ayuso, este convenio constituye un verdadero ejemplo de cooperación autonómica. Un acto que sirvió para «reivindicar el sentido cooperativo de las autonomías» que para Page «no han nacido para amargarle el nacionalismo a los más nacionalistas, ni para romper o dividir el país en 17 partes», sino todo lo contrario: «Las autonomías conformamos España, no la rompemos». En este sentido agregó que las autonomías han servido como «17 aceleradores económicos» para hacer avanzar a España.
Díaz Ayuso compartió las palabras de Page al afirmar que «las autonomías están para hacer más país y no para dividir a los ciudadanos», por lo que calificó este acuerdo como «mucho más importante que un mero convenio de transportes» con el objetivo de que los ciudadanos «no estén presos de las licencias y la burocracia».
En este sentido, Díaz Ayuso mostró su «mano tendida» para seguir desarrollando acuerdos en otras materias como «cultura, patrimonio, gastronomía o empresarial», porque el convenio de transportes dijo ser «un ejemplo de muchos que están por llegar», algo que puso en valor en un momento político de «bloqueos y fracturas».
A la firma de esta prórroga, que tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre del año 2020, también asistieron el consejero de Transportes de la Junta de Comunidades, Nacho Hernando, así como su homólogo de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. También les acompañaron el director del Gabinete de la Presidencia, Javier Nicolás, y los directores del consorcio de transportes.
Justo antes de la rúbrica, García-Page firmó en el libro de honor de la Comunidad de Madrid en el que plasmó palabras sobre democracia y la importancia del papel de las comunidades autónomas en la Carta Magna. Después del acto ambos presidentes se detuvieron a contemplar el gran belén que la Comunidad ha instalado en la sede del Gobierno, situada en el Palacio de Correos de la Puerta del Sol de Madrid.