scorecardresearch

Los ganaderos más comprometidos del mundo

M.H. (SPC)
-

España cuenta con la normativa más estricta que existe en lo que se refiere a bienestar animal, mejorando incluso las rígidas normas de la UE, y PROVACUNO e INTERPORC han ido más allá por iniciativa propia

Los ganaderos más comprometidos del mundo

El bienestar animal se ha convertido en un asunto capital para los ganaderos de cualquier especie. Hace no tanto, el consumidor no se planteaba pensar en cómo había vivido ese cerdo o ese pollo que se iba a comer, pero hoy es un factor importante a la hora de tomar decisiones de compra para un número cada vez mayor de personas. Hay más gente dispuesta a rascarse un poco el bolsillo si eso implica un trato mejor al ganado por dos razones principales: una es el evidente beneficio que eso conlleva para el estado físico del propio animal, lo cual tranquiliza al consumidor; la otra es que un animal que vive bien dará probablemente mejores filetes, huevos o leche.

Los productores y comercializadores, alineados con las estrategias de la UE, cumplen con los estándares más exigentes del panorama internacional para velar por el bienestar de los animales. Responden así a las demandas de los consumidores y al convencimiento del propio sector. El bienestar animal se ha convertido, además, en un factor competitivo y diferenciador del modelo de producción europeo frente a terceros países que introducen en nuestro territorio alimentos que no cumplen ni de lejos los requisitos que se exige a los productores de la Unión Europea.

Entre las iniciativas del sector destaca el ‘Compromiso Bienestar Animal’, que es la denominación de una certificación pionera a nivel mundial que avala las mejores prácticas, impulsado hace ya dos años por las seis interprofesionales cárnicas en España (ASICI, INTERCUN, AVIANZA, INTEROVIC, INTERPORC y PROVACUNO) con el aval de un comité científico independiente como ente coordinador. Los productos bajo el sello ‘Compromiso Bienestar Animal’ cumplen con requisitos aún más exigentes que los que contemplan las normativas europea y nacional en la materia a lo largo de toda la cadena productiva. Los productos que se presentan con este distintivo cumplen los más altos estándares en cuestiones de sanidad, profilaxis, bioseguridad, manejo y trazabilidad, de manera que se refuerza la seguridad alimentaria.

 

Un paso más.

Por su parte, el sello de bienestar animal PAWS, impulsado recientemente por PROVACUNO y elaborado por la Sociedad Española de Protección y Bienestar Animal (SEPROBA), por expertos en certificación y por un comité científico multidisciplinar, ha logrado aumentar esa excelencia por los rigurosos indicadores, condiciones y medidores de la calidad de vida de los animales. Además ha obtenido el reconocimiento de esquema acreditable por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), que confiere al sello unas características de objetividad, transparencia, rigurosidad y control únicas en el mundo. Este sello culmina un período de casi tres años de trabajo para obtener el referencial más riguroso que existe, que tiene como finalidad la valoración objetiva de la influencia que tienen las condiciones y el manejo de una granja sobre el bienestar de los animales y la relación con su calidad de vida.

Este esquema busca analizar, además de la situación de los animales, todo su entorno de forma global. «Con este enfoque holístico se han seleccionado numerosos indicadores de bienestar en granja que se valoran empleando variables descriptivas del entorno, de la producción y del comportamiento de los animales. La valoración continúa con el exhaustivo seguimiento de cómo se efectúan las operaciones previas al sacrificio y la correcta realización del mismo», apunta Eliseo Isla, presidente de PROVACUNO.

A partir de este punto, el esquema contempla que la transmisión de información de las condiciones de manejo de los animales siga con un control de trazabilidad del producto en las industrias. «Este referencial es el más completo técnicamente, serio, objetivo y riguroso del mundo y su esquema de certificación puede ser solicitado por las entidades de certificación a efectos de evaluación acreditada por ENAC, que aporta la máxima credibilidad nacional e internacional al proceso de certificación», valora Isla.

«Vamos a dar todos los pasos para apuntalar un método de producción europeo sostenible enmarcado en las estrategias de la UE ‘Pacto Verde’ y ‘De la granja a la mesa’, porque estamos comprometidos con el sector, con el medio ambiente y los consumidores. El bienestar animal forma parte de las normas de producción esenciales en Europa. Desde siempre, los profesionales del sector del vacuno de carne hemos realizado buenas prácticas pero ahora hemos dado los pasos necesarios para certificarlas y ofrecer máxima transparencia al consumidor», ha remarcado el presidente de PROVACUNO.

Para INTEPORC también es vital el bienestar animal, sobre todo teniendo en cuenta los injustificados ataques que sufre esta rama ganadera referentes a este aspecto. Por eso se adelantaron a PROVACUNO para crear IAWS, el sello de certificación que avala las buenas prácticas llevadas a cabo en materia de bienestar animal, sanidad, bioseguridad, manejo de los animales y trazabilidad en todos los eslabones de la cadena de valor del porcino de capa blanca de España.

Para obtener el sello IAWS han de cumplirse, además de la normativa legal comunitaria de bienestar animal, otros requisitos más exigentes que suponen un plus adicional en materias relativas a la salud y sanidad animal, la bioseguridad, el alojamiento de los animales, la seguridad alimentaria, la trazabilidad y el medio ambiente. Se podría resumir en que lo que se pretende es criar unos animales libres de hambre, sed y desnutrición; libres de miedos y angustias; libres de incomodidades físicas o térmicas; libres de dolor, lesiones o enfermedades; y libres para expresar las pautas propias de comportamiento.