«Si el PP de Murcia ladra es porque los Ribereños cabalgan»

LT
-

La presidenta de los Ribereños acoge con «satisfacción» las amenazas del PP de Murcia: «Quiere decir que estamos avanzando en la dirección correcta».

La presidenta de la Asociación de Ribereños, María de los Ángeles Sierra estuvo en la reunión de la ministra. - Foto: Yolanda Lancha

La Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía, no ven que sea una mala señal que desde el PPde Murcia  hayan amenazado con solicitar a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, la entrada de los 92 municipios que reciben agua del Trasvase a la Comisión de Explotación. De hecho, los Ribereños aseguran acoger «con cierta satisfacción las amenazas».
«Si el Partido Popular de Murcia ladra es porque los Ribereños cabalgan», apunta la presidenta de la Asociación, María de los Ángeles Sierra, «quiere decir que estamos avanzando en la dirección correcta y estamos muy tranquilos, porque sabemos que tenemos la Directiva Marco del Agua, la sentencia del Tribunal Supremo, la razón y el sentido común de nuestra parte».
A través de un comunicado explica que «si creen que pueden escudarse en la cifra de los 92 municipios, han de saber que, de nuestro lado, en defensa del Tajo, somos dos países, Portugal y España; tres comunidades autónomas, Extremadura, Madrid y Castilla-La Mancha y millones de españoles que pensamos que la salud de uno de nuestros ríos más carismáticos no debería supeditarse a los intereses económicos de unos pocos aguatenientes».
Por su parte, el vicepresidente de dicha asociación, Borja Castro, defendió que «cuando en política se recurre a la amenaza como único argumento, es síntoma de que se ha perdido la razón».
«Y en este caso, la razón en cualquiera de sus acepciones, porque están muy equivocados y porque han perdido definitivamente el juicio. Harían mejor en defender a su Región ocupándose del Mar Menor, antes de que perdamos otra de las joyas naturales del patrimonio español por su desidia e incompetencia», expuso.