Elena del Olmo volverá a exponer en Madrid

Emilio Martínez
-
Elena del Olmo volverá a exponer en Madrid - Foto: Cedida

La pintora albacetense, que ha triunfado en París y Barcelona, también enviará obras a Ámsterdam y Jordania

La proyección nacional e internacional de Elena del Olmo, «siempre con la inestimable ayuda del galerista y crítico Vicente Herrero Heca», como ella quiere dejar constancia y agradecimiento en cualquier ocasión, ha avanzado muchísimo este año. Tras el reciente éxito de sus cuadros en una de las salas pertenecientes al Museo del Louvre, así como en Gerona y Barcelona –con premio incluido-, aún le quedan unos meses muy intensos de compromisos en lo que resta de 2019. Entre ellos, la ya segura nueva exposición en la madrileña galería Eka and Moor Art, donde ya triunfó en mayo, y la opción de que su pintura se disfrute también en Ámsterdam y en Jordania.
Como es lógico, la artista albaceteña, consciente de su annus mirabilis, lo achaca, además de a Herrero, a su propio trabajo, que cada día realiza «con mayor ilusión, si cabe», como puntualiza, y a esa suerte en forma de oportunidades que se le han presentado y que cree haber aprovechado. De todo lo acontecido en esta su vocación pictórica valora de forma muy destacada, por la repercusión nacional e internacional en su ya larga trayectoria las exposiciones de Madrid y París.
Respecto a la primera, que ya fue individual y la de mayor número de cuadros respecto a algunas colectivas anteriores en idéntico espacio, tiene claro que exponer en Eka and Moor fue para ella subir un gran escalón a nivel profesional. «Da gran prestigio y además la posibilidad de ventas, así como también implica abrirte camino a ferias nacionales e internacionales. De hecho, ha supuesto gran cantidad de contactos y numerosas muestras posteriores y la posibilidad de volver exponer otra vez allí dentro de muy poco».
Una repetición que tendrá lugar en el último trimestre de este año y para la que Elena está  esbozando nuevos trabajos: «Obras llenas de luz y color que nos llenen el alma de alegría y paz». Precisamente Vicente Herrero, también muy satisfecho con la exposición de la albaceteña en mayo, quedó impresionado por la riqueza e intensidad de los colores y la pasión que la artista comunica con sus obras, «que vi como se transmitía a todos y cada una de las personas que la visitaron», cual declara a La Tribuna.
Claro que para proyección y prestigio internacional, nada mejor que la capital francesa y si es en la sala Carrousel du Louvre, donde el propio Herrero seleccionó personalmente las dos obras más representativas de la técnica de la albaceteña Amapolas en primavera y  Tajinastes en flor. «Ha sido algo, también a agradecerle, para lo que me parece que las palabras se quedan cortas, de modo que la calificaría como algo genial», proclama la artista. 

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA