PSOE regional celebra el giro del Gobierno ante el relator

EP
-

El secretario de los socialistas castellano-manchegos se muestra «satisfecho» ante la nueva «rotundidad y contundencia» con la que se ha pronunciado el Gobierno tras la polémica por la figura del relator-

El secretario de organización del PSOE CLM, Sergio Gutiérrez, se ha mostrado "satisfecho" ante la nueva "rotundidad y contundencia" con la que considera que se ha pronunciado el Consejo de Ministros tras la polémica por la figura del relator. - Foto: EP

El secretario de organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, se ha mostrado «satisfecho» ante la nueva «rotundidad y contundencia» con la que considera que se ha pronunciado el Consejo de Ministros tras la polémica por la figura del relator, y ha reivindicado el papel de los socialistas castellano-manchegos como «el copiloto que avisa al conductor de las curvas que ve, para no salirse del camino».
En una entrevista con Europa Press, Gutiérrez ha sostenido que «desde el PSOE de Castilla-La Mancha estamos satisfechos con la rotundidad y contundencia del Consejo de Ministros, dejando claro que estamos dispuestos a dialogar pero dejando claro los límites del diálogo», ha insistido.
«Hemos dejado patente en el PSOE de Castilla-La Mancha que todos vamos en el mismo coche y nuestra obligación es avisar al conductor de las curvas del camino para evitar que nos salgamos del mismo», ha dicho Gutiérrez, quien ha asegurado que «con el máximo respeto y lealtad, el presidente García-Page ha dado su opinión» esta semana al respecto de la figura del relator.
Según Gutiérrez, el PSOE de la región se alegra de que «al final haya quedado claro que el Gobierno socialista tiene los límites definidos en las negociaciones con los independentistas».
SÁNCHEZ VISITARÁ CLM EN CAMPAÑA. Sobre la preparación de la inminente campaña electoral, el secretario de organización del PSOE de Castilla-La Mancha, ha dicho que «por supuesto» se cuenta con la presencia de Pedro Sánchez en actos públicos, algo que ocurrirá «sin ninguna duda», pese a los desencuentros con Cataluña de fondo.