La XVI promoción de Medicina se graduó

T.R
-

El acto en el que 105 futuros médicos recibieron su beca fue apadrinado por el profesor de Física Alberto Nájera, que trasladó en su charla el peligro de las pseudoterapias

La XVI promoción de Medicina se graduó - Foto: José Miguel Esparcia

El Paraninfo universitario del campus de Albacete acogió ayer tarde el acto de graduación de la XVI promoción de graduados de la Facultad de Medicina. En esta ocasión recibieron su beca un grupo numeroso de nuevos médicos, 105, en la que constituyó la última despedida de alumnos que protagoniza el actual decano de estos estudios, José Martínez, inmerso en la recta final de su tercer mandato al frente de la institución.
El delegado del rector para Ciencias de la Salud, Valeriano Moncho Bogani, fue el encargado de abrir el acto tras la actuación musical de la Orquesta para pasar después el testigo a Martínez, que aseguró que la realidad es que la Facultad de Medicina del campus de Albacete lleva ya más de 20 años de andadura y si este año ha sido importante el número de nuevos médicos que se gradúan en los próximos años serán todavía más, fruto de la reiteradas ampliaciones de plazas que han sufrido estos estudios, de los que no se descartan que puedan sufrir una nueva ampliación para próximos cursos académicos.
José Martínez reconoció que aunque dependerá de la demanda  y de la nota de las solicitudes de los alumnos de nuevo ingreso que demanden estos estudios, pero todo apunta a que la nota de corte para entrar en la Facultad de Medicina de Albacete para el próximo curso será alta y superior a la del 2018.
El decano de Medicina habló de la evolución que estos 20 años ha sufrido la Facultad de Medicina, en particular, debido al crecimiento del número de alumnos. «Estamos más hechos y consolidados que cuando empezamos, pero la consolidación es larga y no termina debido, sobre todo, al continuo crecimiento del número de alumnos, que limita la capacidad de consolidación de estos estudios, porque ha habido que ir haciendo ajustes progresivos, cada año hay cosas nuevas que hacer y espacios que ampliar para dar cabida a la docencia, lo que no es fácil de articular».