El viñedo de Casas-Ibáñez se llevó la peor parte

E.F
-
Imagen de los daños en torno a Casas Ibáñez - Foto: R.S.

Las primeras estimaciones señalan que los daños en otras localidades como Abengibre, Villamalea o Alborea no son tan intensos como los sufridos por las explotaciones ibañesas

Casas Ibáñez se llevó lo peor de la tormenta de granizo y lluvia que atravesó la comarca de La Manchuela el pasado domingo. Una primera estimación, aún provisional, de los servicios técnicos de Asaja hablaba de daños de entre el 70% y el 100% en los viñedos, con la mitad de la superficie del término municipal afectada por las fuertes precipitaciones, aunque la zona más afectada era la más próxima al término municipal de Alborea.

En otros puntos, como Abengibre, la superficie afectada del término es similar, en torno al 50%, pero el grado de los daños en el viñedo desciende al 20-30%; en Villamalea, por citar otro ejemplo, hay unas 700 hectáreas de viñedo con porcentajes de daño de entre el 15-20%.

Por su parte, desde la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) se hacía hincapié en la «gran irregularidad» de los daños, lo que supone que, incluso en las zonas donde el daño parece menor «por término medio», hay parcelas con los racimos y el grano en el suelo, lo que también complica la evaluación de los daños.

(Más información en la edición impresa)