La matrícula en centros de Educación Especial baja un 10%

M.D.M.
-

Más del 95% de los alumnos de la provincia con necesidades educativas se inscribieron en un colegio ordinario

La matrícula en centros de Educación Especial baja un 10% - Foto: Rueda Villaverde

Cada vez son más las familias con hijos con necesidades educativas especiales, agrupadas en varias organizaciones -muchas integradas en la federación Cermi-, que vienen pidiendo a la Administración una «verdadera apuesta por una inclusión educativa real».
En esa línea, por ejemplo, se manifiesta la Asociación Familias por la Inclusión Educativa, con delegación en Albacete, y que han mostrado a Educación su deseo de que niños con discapacidad que ahora van a colegios especiales puedan estudiar en un centro ordinario, eso sí, con los recursos necesarios para ello. El debate está servido en un contexto en el que familias afectadas piden la inclusión de sus hijos en el sistema educativo ordinario, al mismo tiempo que las redes sociales se llenan de mensajes para que no se cierren los colegios de Educación Especial, tras el anuncio que hace un tiempo se hizo a este respecto en la Comunidad de Madrid, y que muchos ciudadanos anónimos comparten con sus contactos pensando que hacen un favor a las familias afectadas, mientras son muchas las que sí quieren que sus hijos puedan estar en centros ordinarios.
En lo que sí coincide toda la comunidad educativa es en el hecho de que si se apuesta por una Educación plenamente inclusiva, hace falta una «inversión real» y contar con más medios materiales y humanos. En este sentido, por ejemplo, desde el sindicato de docentes ANPE, que en Albacete preside Martín Navarro, han venido reclamando a Educación la bajada de ratios, para cumplir con el compromiso del propio Gobierno regional de 2016, en todos los niveles, como garantía de una «mejor atención» a todos los alumnos.
cómputo. De hecho, esta semana, y como lo indicó Navarro a este diario, una de las peticiones que trasladaron a la nueva Consejería de Educación es que cada alumno con necesidades educativas especiales compute como tres puestos escolares -no como dos como hasta ahora- a todos los efectos y para el curso 2019-2020.
Navarro entiende que esta sería una medida importante de cara a poder atender mejor a este alumnado en colegios e institutos.
Sobre las cifras de matrículas de alumnado en centros de Educación Especial en la provincia, cabe indicar que las inscripciones han bajado cerca de un 10% en los dos últimos años, pasando de los 260 inscritos en el curso 2016-2017, a los 232 del curso 2018-2019, que terminó el pasado mes de junio.

(Más información en la edición impresa).