El río local: 27 kilómetros de Júcar en la ciudad

Marcelo Ortega
-

Atender la limpieza de las áreas recreativas en el entorno supuso solo en junio la retirada de más de 15.000 kilos de basura en La Marmota, Cuasiermas, El Torcío y Las Mariquillas

El río local: 27 kilómetros de Júcar en la ciudad - Foto: Rubén Serrallé

Soportar las altas temperaturas esta semana para quienes no pueden escapar de la capital pasa para muchos por acudir a la red de piscinas públicas, pero para muchos hay otra opción que tiene que ver también con el agua, aunque no tanto con el baño: Albacete tiene río, 27.400 metros de tramo del Júcar al norte del casco urbano que también en verano es refugio para muchos, ya sea para huir del mencionado calor, o ya sea para practicar la pesca. La mayor actividad en las orillas del Júcar durante los meses estivales puede medirse también con un dato: El incremento de la recogida de basura en las zonas recreativas donde la empresa adjudicataria del contrato de zonas verdes y espacios naturales tiene la obligación de recoger los residuos. Fuentes municipales explicaron que, solo en junio, la empresa recogió 15.300 kilogramos de basura procedentes de las operaciones de limpieza y vaciado de los contenedores. La limpieza general se hizo cada semana, con cuatro recogidas distintas en junio, y son las cantidades que corresponden a los espacios recreativos de uso público habilitados en el término municipal. Son cuatro parajes distintos, La Marmota, Cuasiermas, El Torcío y Las Mariquillas, zonas todas donde hay contenedores para evitar que la basura termine en el agua.
En total, estas cuatro áreas recreativas junto al Júcar mencionadas que son competencia municipal suponen 243 hectáreas de superficie, pero no son los únicos espacios naturales que la empresa que hace la recogida de residuos tiene que limpiar y mantener. Fuentes municipales informaban de que casi 13 kilómetros de tramo de la Cañada Real de Pozo Rubio (entre la N-322 y La Gineta) también son competencia de la empresa adjudicataria para las labores de limpieza y mantenimiento, al igual que las 231 hectáreas del Encinar, finca municipal catalogada como monte de utilidad pública (junto a la N-322), o los distintos caminos de la Vía Verde.

(Más información en la edición impresa).