Cáritas ayudó a 1,5 millones de personas en España en 2018

Agencias
-

El perfil de las personas atendidas por la ONG de la Iglesia es el de una mujer española de 30 a 54 años, con hijos a su cargo y que lleva más de cuatro años en un programa de asistencia

Cáritas ayudó a 1,5 millones de personas en España en 2018

Un total de 1,52 millones de personas en España recibieron ayuda de Cáritas en 2018, 1.398 menos que el año anterior, y más de la mitad eran mujeres españolas, según la Memoria 2018 de Cáritas, presentada ayer en Madrid. 
El perfil de los ciudadanos que acudieron a Cáritas en busca de apoyo en 2018 es el de una mujer (60 por ciento), española (55 por ciento), de 30 a 54 años (55 por ciento), con hijos a su cargo, y con un tiempo de acompañamiento por parte de Cáritas superior a los cuatro años (40 por ciento). 
Atendiendo a los datos, Cáritas quiso desmentir el estereotipo según el cual la mayoría de los atendidos son extranjeros. «Desactivar un prejuicio de que los de fuera copan los recursos de Cáritas. La mayoría son españolas o de la Unión Europea», puntualizó la secretaria general de Cáritas, Natalia Peiro. 
En todo caso, precisó que ellos no hacen distinción al prestar la ayuda y que aunque los migrantes que acuden a Cáritas sean minoría, «duplican» en sus condiciones el riesgo de pobreza, como «resultado del marco legal que les dificulta el acceso al trabajo, a tener ingresos suficientes para la vivienda, la alimentación o el vestido». 
También avisó de la situación de «emergencia social» en España que se encarna en las 1,8 millones de personas «expulsadas» de la sociedad en las que se ceban los problemas como vivienda inadecuada, precariedad laboral, protección social insuficiente para cubrir sus necesidades e invisibilidad. 
Asimismo, Cáritas Española ayudó en 2018 a 1,16 millones de personas en el extranjero, 400.170 menos que el año anterior, en el marco de la cooperación internacional. Así, en total, la labor social de la Iglesia católica atendió en 2018 a 2,7 millones de personas tanto dentro como fuera de España. 
Para asistir a todos ellos, la institución invirtió un total de 353 millones, unos 60.000 euros menos que el año anterior. De estos fondos, el 73,1 por ciento procedían de donantes privados y empresas colaboradoras, frente al 26,9 por ciento de fondos públicos. 
En concreto, de los recursos públicos, 53,2 millones fueron aportados por las Administraciones autonómicas y 7,8 por la central, algo que Cáritas achaca al nuevo modelo de doble tramo del IRPF -el Estado gestiona el 20 por ciento y las regiones el resto-. En este sentido, Cáritas considera que debería medirse el impacto de este modelo sobre los programas de las ONG. 
Los programas a los que más recursos destinó la institución fueron el de Acogida y Asistencia, que se llevó el 23 por ciento del total del presupuesto; y el de Empleo, Comercio Justo y Economía Social, al que dedicaron el 20,9 por ciento. También destacan los apartados de Mayores (38,5 millones) y Personas Sin Hogar (30,7 millones).