El parque inacabado

MAITE MARTÍNEZ BLANCO
-
La entrada a la ciudad por el Paseo de la Cuba cambiará su estética, gracias al ajardinamiento de la quinta fase del Parque Lineal. - Foto: RUBÉN SERRALLÉ

Con el ajardinamiento del tramo que llega a Campollano el Parque Lineal que empezó a construirse en 1980 alcanzará los 2.340 metros de longitud € Aún resta la prolongación por el sur

L a del Parque Lineal es una historia inacabada. Operarios de la contrata municipal de zonas verdes comenzarán en breve el ajardinamiento de los 470 metros que separan la rotonda de la Cronista Mateos y Sotos hasta la calle Casas Ibáñez.
Sera ésta la quinta fase de un parque que aún está por terminar, pues aunque ya no puede crecer más hacia el norte está previsto que siga extendiéndose por el sureste una vez que se proceda a demoler parte de la barriada de Las 600. El Parque Lineal comenzó a construirse en los 80, ajardinando la trinchera que en su día ocuparon las vías del tren. Con esta ampliación alcanza los 2.340 metros de longitud y los 93.536 metros cuadrados de superficie.
Este quinto tramo del Parque Lineal se ganó con la urbanización del Sector 1 del Plan de Urbanismo. Al tiempo que se construía un nuevo barrio entre el Paseo de la Cuba y el ferrocarril, se reservó una hectárea y media de terreno para prolongar este pulmón que atraviesa de noroeste a sureste la ciudad. Vallas publicitarias y malas hierbas han sido durante muchos años los únicos pobladores de este terreno yermo que da la bienvenida a quienes entran a la ciudad por el Paseo de la Cuba. Al fin, el consistorio se ha decidido a ornamentar la zona.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA.