Cristian Pérez baraja un posible cambio de apoderado

Pedro Belmonte
-

El novillero nacido en Hellín reconoce que su tarde más importante de la pasada temporada fue su presentación en Las Ventas el 5 de mayo

El joven novillero Cristian Pérez. - Foto: José Miguel Esparcia

La trayectoria de Cristian Pérez es la de un joven luchador que nunca dio por perdida la batalla, pues sin ayuda ninguna debutó en Albacete con picadores durante la Feria de 2016, cortando una oreja, y ante su ausencia de los carteles en la feria del año siguiente, protagonizó una huelga de hambre que le mantuvo una semana en la puerta grande de la plaza de toros de Albacete demandando un puesto en los carteles de su Feria, llegando a un acuerdo con la empresa para su inclusión en la edición del año siguiente, además de procurarle alguna asistencia al campo para su preparación. A partir de ahí, se interesaron por él los franceses Denis Loré y Serge Almeras, quienes formalizaron en febrero siguiente un acuerdo para dirigir su carrera, que le supuso torear tres novilladas en 2018 y nueve en la temporada de 2019, con su presentación en Madrid incluida, lo que ha hecho que su nombre se conozca entre los aficionados. Durante el año recién terminado y su temporada, el joven novillero hellinero ha comentado para La Tribuna de Albacete sus impresiones y aspiraciones.

«Hemos terminado la temporada con nueve novilladas picadas y cinco festivales, por lo que ha sido importante para mí, aunque han quedado cosas en el aire que no hemos podido rematar, por lo que quizás a la temporada le han faltado esas cosas con las que hubiésemos redondeado la temporada. Todas las temporadas son una incógnita, pero espero que hayamos dejado las cosas en buena disposición para que el año que viene sea mejor. Por una parte, es un buen número de novilladas, pues el año anterior fueron tres, el de 2017, no toree ninguna y el anterior, solo me vestí de luces en la del debut con picadores en la Feria de Albacete. Este año no se han toreado más porque no se han dado las circunstancias y condiciones para poder ir, pues ha habido ofrecimientos para torear con unas condiciones en las que no debe ir o no se lo puede permitir».

(Más información en la edición impresa).