Denuncian que los impagos de la Junta hacen peligrar el ajo

La Tribuna
-

El secretario de la cooperativa 'San Isidro el Santo' de Las Pedroñeras denuncia que el Gobierno regional no paga a los socios las ayudas provenientes de Bruselas

El municipio conquense de Las Pedroñeras acogió la Feria Internacional del Ajo.

El secretario de la cooperativa ‘San Isidro el Santo’, de Las Pedroñeras (Cuenca), Joaquín Araque, ha denunciado que los impagos de la Junta de las subvenciones europeas están poniendo en peligro el sector del ajo al encontrarse con dificultades económicas para poder hacer frente a las inversiones realizadas.
El responsable de la mayor cooperativa de ajos del mundo ha señalado en una nota pública que «el reto es mantenernos a flote», pese a que ha reconocido que la actual campaña del ajo «ha sido muy buena, con una calidad extraordinaria».
Araque ha lamentado que el Gobierno regional tenga bloqueadas las ayudas a la Organización de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), un millón de euros procedentes de fondos europeos, el 50% de las inversiones, que llegan a las cooperativas por ser profesionales de frutas y hortalizas, que «son decisivas para el sector y su futuro».
Ha explicado que su cooperativa ha realizado una inversión de dos millones de euros en cámaras de frío industriales y la Junta, que tiene que pagar a los agricultores, al actuar de intermediario entre la Unión Europea (UE) y los productores de ajo, mantiene bloqueada la totalidad de la subvención europea.
La cooperativa ‘San Isidro el Santo’, fundada en 1963, que este año ha tenido una producción de 16 millones de kilos de ajos, cuenta con 330 socios «y hay agricultores a los que se les debe por esta subvención europea 12.000 o 13.000 euros», ha precisado.
RETOS DE FUTURO. Por otra parte, sobre los retos de futuro, Joaquín Araque ha explicado que uno de los más importantes es que «el consumidor sepa diferenciar entre el ajo morado y el procedente del China» y, para ello, ha asegurado, «estamos trabajando junto a la I.G.P ‘Ajo Morado’ de Las Pedroñeras para que se conozca mejor».
Sobre esto, ha denunciado que existe un «fraude de etiquetado» que «confunde al consumidor» y ha explicado que el ajo chino tiene la peculiaridad de que «las capas de fuera son moradas, pero por dentro el ajo es blanco, y el de Las Pedroñeras es, al contrario, por fuera blanco y por dentro morado, además de que el nuestro es más pequeño pero da más sabor», ha concluido.