scorecardresearch

Londres ve posible un pacto con la UE sobre Irlanda del Norte

Europa Press
-

El Reino Unido confía en llegar a un acuerdo sin necesidad de recurrir a medidas unilaterales mientras que Bruselas urge al Gobierno de Johnson a buscar soluciones tangibles para el protocolo

El vicepresidente de la Comisión Europea para las Relaciones Institucionales, Maros Sefcovic, en una fotografía de archivo. - Foto: Virginia Mayo / POOL

Los negociadores de Reino Unido y la Unión Europea han concluido una nueva semana de conversaciones para desbloquear la aplicación del acuerdo del Brexit en Irlanda del Norte sin grandes avances pero también sin nuevas tensiones que agraven las diferencias, según sendos comunicados en los que Londres apunta un "impulso" en la negociación y Bruselas pide pasar del buen "tono" a "soluciones tangibles".

"Hay una posibilidad para crear un cierto impulso en nuestras discusiones", ha indicado en un comunicado el ministro británico para el Brexit, David Frost, tras reunirse en Bruselas con el vicepresidente de la Comisión Europea encargado de las relaciones con Reino Unido, Maros Sefcovic.

El europeo, por su parte, ha dicho en otro comunicado difundido al término del encuentro, que es "esencial" que el reciente cambio en el "tono" de Reino Unido permita llegar a "soluciones tangibles dentro del marco del protocolo".

Las partes llevan cinco semanas de contactos intensificados para tratar de salvar el protocolo para Irlanda del Norte que ambas pactaron en el marco del Brexit pero que el Gobierno británico se niega ahora a aplicar porque dice que su cumplimiento es complejo y tiene un alto coste para empresas y ciudadanos.

Tras concluir que se han dado algunos pasos en cuestiones clave como el control de los medicamentos genéricos y controles aduaneros, pero aún no es posible hablar de acuerdo en ninguna de las áreas, los negociadores tendrán una nueva ronda la semana que viene en Londres, que concluirá el viernes con un encuentro entre Frost y Sefcovic para hacer de nuevo balance.

Frost mantiene en su declaración de este viernes que el Gobierno británico se siente legitimado para activar el artículo 16 que permitiría suspender de manera unilateral el acuerdo pero ahora pone el acento en que su "preferencia" es conseguir llegar a un "consenso".

Después de semanas amagando con recurrir a este instrumento, Londres rebajó la presión la semana pasada, coincidiendo también con los mensajes enviados desde Bruselas respecto a que el bloque europeo estaba preparado para tomar medidas de represalia si los británicos daban este paso.

Ahora, Frost ha dicho que sigue habiendo "importantes diferencias" pero que esta semana se han logrado avances, por ejemplo en lo que a la distribución de genéricos se refiere. Sefcovic también ha hablado de "progresos" pero ha considerado "verdaderamente urgente" el acuerdo en esta área para evitar el desabastecimiento de medicamentos en la provincia irlandesa.

"Es una auténtica prueba de buena voluntad política", ha defendido Sefcovic al referirse al último paquete de propuestas ofrecidas por Bruselas para resolver las dificultades técnicas que se han detectado en la puesta en marcha del protocolo.