«Hay una deserción en masa de altos cargos del PP a Vox»

L.G.E.
-
«Hay una deserción en masa de altos cargos del PP a Vox» - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Al portavoz del Gobierno regional le preocupa la deriva de los partidos de derecha de cara a la campaña de las elecciones autonómicas:«Esto es a ver quién se pasa más pueblos»

Esta primavera muchos se van a pasar del azul al verde. Lo sabe el portavoz del Gobierno sin tener que revisar los desfiles de la Semana da la Moda de Madrid. Y es que en el plano político Nacho Hernando deja caer que Vox está de moda para los dirigentes del PP. «Lo que se está viendo en toda Castilla-La Mancha es una deserción en masa de altos cargos y dirigentes del PP, que viendo que no pueden llegar a cumplir sus expectativas electorales con la marca PP, directamente se van a Vox», apuntó. De hecho Hernando cree que no les parece ni suficiente que en la nueva campaña del PP se ponga el logo «en diminuto».
Son varios los casos que Hernando va apuntando para hablar de deserción en masa. Empieza por el alcalde del municipio de Polán, que salió elegido por el PP, que luego se pasó a Ciudadanos y finalmente irá por Vox. «El alcalde de Polán ya tiene suficiente méritos para entrar en Vox», comentó. También suma a los dos concejales que se ausentaron de un pleno de Alcázar de San Juan cuando se votaba   una declaración de apoyo al Pacto de Estado contra la Violencia de Género. En este caso, Hernando  cree que «están opositando para entrar en Vox, para conseguir los puntos necesarios».
Sobre el caso de Alcázar lamentó que se ponga «en duda» el pacto contra la violencia de género por meras «expectativas electorales o de ambición personal». Añadió que precisamente el pacto se aprobó estando Rajoy en Moncloa y que luego en Castilla-La Mancha la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género salió aprobada por unanimidad, contando también con los votos de los diputados populares. «Si yo fuera Núñez, lo que haría sería expulsar del PP a esta dos personas», recalcó, «también les advierto de que no sé si les va a dar tiempo».
Pero aparte de estos casos concretos, a Hernando se le vio preocupado por la deriva de los partidos que compiten por los votantes de derecha de cara a las próximas autonómicas. Refiriéndose a PP y Vox, alertó de que son «dos fuerzas políticas que en realidad van a competir en Castilla-La mancha para ver quiénes son más radicales». «Esto es a ver quién se va a pasar más pueblos», avisó.
«Cómo sería de duro una coalición Vox-PP». No solo le preocupa al Gobierno regional la deriva de mensajes políticos de cara a la campaña, sino también un hipotético gobierno en la región a cargo de ambos partidos de derecha. «Con el daño que recibimos por parte del PP en la pasada legislatura de recortes, soberbia, de plantear una élite que gobernaba y súbditos que no tenían derecho a nada... si aquello fue duro con el PP,  imagínense cómo  sería de duro una coalición PP-VOX en la que ambos intentaran competir para ver  cómo se adelantan por la derecha», avisó.