«Sufrimos persecución política, pero estoy tranquilo»

Belén Monge Ranz
-

El alcalde, Víctor San Vidal, fue detenido en dependencias municipales tras concluir los registros efectuados por la Policía Judicial durante casi siete horas.

El alcalde de Fontanar abandona el Ayuntamiento detenido por la Guardia Civil. - Foto: Javier Pozo


Ante el clamor  y los gritos de ánimo y apoyo de medio centenar de vecinos, el alcalde de Fontanar, Víctor San Vidal, era detenido este jueves en dependencias municipales, después de que la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil efectuara un pormenorizado registro que afectó a distintas estancias. A requerimiento de la Fiscalía de Guadalajara, la Unidad Orgánica de la Policía Judicial se personaba en el Ayuntamiento de Fontanar pasadas las ocho de la mañana para iniciar una registro que se prolongaría casi siete horas. La investigación se llevó a cabo tanto en las actuales dependencias municipales como en la planta baja del nuevo Consistorio; también se acercaron hasta el vivero de empresas. Los agentes se llevaron material informático y gran cantidad de documentos, algunos en cajas y otros en bolsas, todo ello dentro de la investigación que está realizando a petición de la fiscal jefe, Rocío Rojo, el Juzgado de Instrucción número 3 de Guadalajara, en torno a la cual se ha decretado el secreto de sumario.   
El primer edil, aparentemente tranquilo, era detenido cerca de las tres de la tarde y trasladado a la Comandancia de al Guardia Civil en una furgoneta de este cuerpo, acompañado de varios agentes.
Los vecinos apoyaron a su alcalde.Los vecinos apoyaron a su alcalde. - Foto: Javier PozoPreviamente a su detención, en declaraciones a La Tribuna, San Vidal señaló que «esto forma parte de la persecución política que llevamos sufriendo desde hace meses, tanto este gobierno como anteriores, pero estoy tranquilo», afirmó en tono afable y mostrándose colaborativo con la justicia y con la benemérita «para lo que estimen oportuno». «Es secreto de sumario y vamos a respetarlo con plena tranquilidad y normalidad», dijo.
El Ayuntamiento de Fontanar, con una población de unos 2.300 habitantes, está gobernado actualmente por el independiente Víctor San Vidal, de la formación Entre todos Fontanar; sin embargo, el actual regidor fue anteriormente alcalde del PSOE, aunque en las últimas elecciones la formación socialista no le dio su apoyo para continuar como candidato porque estaba involucrado en un proceso judicial que se archivó por sobreseimiento dos días antes de las elecciones. La acusación contra el alcalde fue a raíz de una denuncia de la formación Ahora Fontanar por presunta prevaricación.
El que fuera concejal de Ahora Fontanar en la pasada legislatura, Enrique Pérez, uno de los ediles que interpuso la denuncia por prevaricación administrativa y cuya causa archivó el juzgado, manifestó a las puertas del Consistorio a los periodistas que tienen interpuesto un recurso y que por lo que él conoce, «todavía no hay resolución» por parte de los tribunales, por lo que cree que, el registro no estará vinculado en dicha denuncia «aunque desde mi grupo siempre denunciamos que había cosas oscuras en e Ayuntamiento», dijo.
Al cierre de esta edición, el regidor aún no había no había pasado a disposición judicial y será el juez quien determine si finalmente ingresa o no en prisión, para lo cual hay un plazo máximo de 72 horas.