scorecardresearch

La actividad del volcán disminuye hasta casi "desaparecer"

Europa Press
-

El Pevolca hace un llamamiento a la calma y asegura que aún se debe esperar para poder afirmar que la erupción del Cumbre Vieja ha llegado a su fin, aunque "en principio esto va razonablemente bien"

El cono del Cumbre Vieja no emite lava y solo es visible una "escasa y débil" actividad fumaroliana - Foto: INVOLCAN

La actividad eruptiva del volcán de La Palma ha disminuido este martes hasta "prácticamente desaparecer" y permanece en estos momentos en una "situación de impás" en la que solo es visible una "escasa y débil" actividad fumaroliana y sin que el cono esté emitiendo lava. No obstante, los científicos mantienen la prudencia a la hora de hablar del final de la erupción.

Así lo ha informado el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, que ha indicado en rueda de prensa que esta situación ha venido precedida de una importante fase explosiva ocurrida ayer lunes, entre las 17:45 y las 19:00 horas, con eyección de cenizas y caída de bombas, especialmente hacia el flanco norte de la emergencia.

Miguel Ángel Morcuende destacó que, según han constatado los integrantes del Comité Científico, la actividad del volcán en estos momentos está "claramente atenuada", en tanto en cuanto hay unos niveles de tremor "prácticamente inexistentes", hasta alcanzar ruidos de fondo; una sismicidad muy baja, tanto a profundidad intermedia como a profundidades superiores a 20 km, y no hay signos de deformación debido a la ausencia de presión.

Respecto a las coladas, Morcuende señaló que el flujo de lavas continúa desde la base occidental del cono, sobre todo a través de tubos volcánicos, aunque con un caudal "muy disminuido" y "muy debilitado" con en relación al día de ayer. Mientras, en el delta lávico de la zona de Las Hoyas la colada discurre sobre lavas anteriores sin nuevos aportes al mar.

Morcuende apuntó que el único parámetro que sigue registrando valores muy altos es el dióxido de azufre (SO2), sobre todo en el penacho volcánico, donde se sigue alcanzando una cantidad "enorme" de toneladas diarias. Sin embargo, resaltó que es una variable que, "con pequeños pulsos de vez en cuando", sigue manteniendo una actitud decreciente desde el 23 de septiembre.

 

Actitud de prudencia

Pese a todos estos observables de claro descenso de la actividad del volcán, el director técnico del Pevolca incidió en que todavía "tenemos que seguir esperando" para poder afirmar que la erupción ha llegado a su fin, pues "la impresión puede ser una y la realidad puede ser otra". Añadió que la actitud del Comité Científico ha sido "claramente de prudencia, de tranquilidad y de esperar", pues "en principio esto va razonablemente bien, pero nada más".

A este respecto, Miguel Ángel Morcuende recordó que ya el pasado lunes la erupción presentaba una situación "parecida" a la de hoy y sin embargo ayer se produjo "un pulso importante, con una importante salida de lava que llegó a preocupar, sobre todo por el ancho que tuvo, que se pudo cifrar en algunos momentos en 200 metros".

De igual forma, advirtió de que si bien la sismicidad es muy baja, tanto a profundidades intermedias, entre 10 y 15 km, como a profundidades de más de 20 km, en el día de hoy, sobre las 10:15 horas, se ha registrado un terremoto de magnitud 3.5 (mbLg) a 10 kilómetros de profundidad.

 

Informe científico

En cuanto al contenido del informe del Comité Científico, se indica que la altura de la nube de dispersión del penacho es de 2.200 metros, en dirección O-SW.

Respecto a la meteorología, los vientos tienen un predominio de componente N flojo, que se intensifica hasta 20 km/h, y está rolando al NW cuando asciende. Entre 1.500 y 5.000 metros hay viento del NW flojo, intensificado con la altura. La inversión térmica es ligera y se encuentra a 1.100 metros. Además, hay probabilidad de precipitaciones débiles a moderadas en la segunda mitad del día y mañana, sobre todo en el norte.

La disposición del penacho volcánico se orienta ligeramente hacia el E-SE y hacia el E en los estratos más altos. Esto supone un escenario desfavorable para la operatividad aeronáutica del Aeropuerto de La Palma.

En relación a la calidad del aire asociada al dióxido de azufre, ayer se superaron los niveles extremadamente desfavorables en El Paso, Los Llanos y Tazacorte entre las 07:00 y las 13:00 horas, lo que obligó durante esas horas al confinamiento de la población. Por la tarde, todos los valores descendieron en las estaciones de la isla. En el día de hoy los valores han descendido por debajo de los valores umbrales.

Sobre las partículas PM10, ha habido un proceso de aumento generalizado en las concentraciones que se han registrado en todas las estaciones. Se ha registrado un pico de mayor intensidad a primera hora de ayer y a últimas horas de la noche en Los Llanos y los valores en general han sido buenos o razonablemente buenos en la mayor parte de las estaciones de la isla, aunque se ha producido un aumento de concentración en Los Llanos, que sitúa los niveles de calidad del aire en desfavorables. En el resto de estaciones, los niveles siguen siendo o buenos o razonablemente buenos.

Por otro lado, sobre albergados en hoteles, hay 551 personas, cuatro más que ayer. Del total, 395 se hospedan en Fuencaliente, 69 en Los Llanos de Aridane y las 87 restantes en Breña Baja, gestionados por Cruz Roja y los servicios municipales. Además, hay 43 personas dependientes atendidas en centros sociosanitarios insulares.