Rubén Pinar salió en hombros de Villeneuve de Marsan

Pedro Belmonte
-

El diestro tiene por delante varios compromisos antes de su gran cita en la Feria de la capital albacetense, donde protagonizará una encerrona en solitario con toros de distintas ganaderías

Rubén Pinar, triunfador de la Feria de Albacete en las últimas tres ediciones, pasea una oreja en el coso de la capital. - Foto: Rubén Serrallé

El martes, el matador de toros albacetense Rubén Pinar, cortó las dos orejas de su primer toro en la plaza francesa de Villeneuve de Marsan, del hierro galo de Las Dos Hermanas, un triunfo importante ante toros complicados, ya que, según el propio torero, su primer toro sirvió, el único de la corrida. Alternó con los franceses Tomás Dufau y Dorian Cantón, que tomaba la alternativa. El pasado domingo, fue en la localidad vallisoletana de Iscar, donde se enfrentó a dos ejemplares de Adolfo Martín, consiguiendo una oreja y perdiendo varios trofeos por la espada, tal y como manifestó el propio torero al decir que se atascó ese día la espada y de un triunfo grande con esos toros, que podrían haber llegado a cero cuatro orejas, se tuvo que conformar con una, a la postre la única oreja que se cortó esa tarde. Alternó con El Cid y Manuel Escribano, que se fueron de vacío.
Rubén tiene por delante varias actuaciones antes del compromiso importantísimo de Albacete, donde abrirá la Feria el día 8 de septiembre encerrándose en solitario con toros de La Quinta, Victorino Martín, El Tajo y la Reina, Alcurrucén, Daniel Ruiz y Garcigrande, lo que según el propio torero es «la tarde más importante de mi carrera», lo que no es de extrañar, ya que es un reto que él ha querido asumir, tras ser proclamado triunfador de la Feria de Albacete las últimas tres ediciones consecutivas, saliendo seis veces seguidas en la feria por la puerta grande a lo que hay que sumarle una séptima en la pasada corrida de Asprona de nuestra ciudad.
(Más información en la edición impresa)