Giménez ansía la vuelta al trabajo

Agencias
-

El defensa del Atlético admite que a los 17 años quiso dejar su profesión

Giménez ansía la vuelta al trabajo

El central uruguayo del Atlético de Madrid, José María Giménez, confesó ayer que pensó en dejar el fútbol a los 17 años, se mostró «orgulloso» por ser unos de los capitanes de «uno de los mejores equipos del mundo» y expresó su deseo por que acabe la «incertidumbre» creada por la pandemia del COVID-19.
«El momento más importante de mi carrera fue cuando supe que me quería dedicar al fútbol. Pasé por un momento personal complicado, con 17 años en Danubio, y estuve a punto de dejar el fútbol. Me junté con mi representante y me di cuenta de que quería esto, cumplir mi sueño y que los sueños se cumplen. Van a venir baches, pero si te sacrificas, puedes lograrlo», manifestó.
José María Giménez admitió que está viviendo el confinamiento «con bastante incertidumbre por no saber hasta cuándo va a seguir todo esto. Tengo ganas de que vuelva todo a la normalidad, que pase todo rápido, sabiendo que un día más es un día menos. Tratando de hacer cosas con los niños, entrenando con las cosas que nos mandan desde el club», explicó.
El defensa sudamericano recordó que el gol «más especial» fue el que le marcó al Elche en el partido de LaLiga Santander en el Martínez Valero en diciembre de 2014 «porque fue el primero» que anotó con el conjunto rojiblanco, y también otro contra la Juventus en el Wanda Metropolitano en Liga de Campeones 2018-19. «Fue en casa, con nuestra gente, en un partido bastante disputado», indicó.
Enfundarse la camiseta colchonera es, para él, un ejercicio de «mucha responsabilidad» porque es un club que está «intentando pelear cosas» en toda su historia. «Cuando te pones esta camiseta, tienes que dejarlo todo en la cancha, la garra y el corazón, pero es algo que uno está acostumbrado por el fútbol del que venimos. Es similar a Sudamérica. Eso es lo más bonito que me encontré, aquí», comparó.
«Estoy en uno de los clubes más importantes del mundo, que todos los años está intentando pelear cosas importantes, que tiene metas muy grandes. Eso para mí es un orgullo», añadió.
Confesó que no se sintió muy partícipe del título de Liga que ganó nada más llegar porque apenas entraba en las convocatorias de Simeone. «Era difícil sentirse parte de ese equipo porque apenas tenía minutos», indicó. Más tarde, Giménez ganó otros títulos «jugando más minutos». «Cuando lo ganas y lo vives en carne propia es diferente. Todos los títulos los he vivido con una alegría inmensa. ¿Ser capitán? Lo soy entusiasmado. Es un orgullo», subrayó.