Carmen Maura: "Me siento súper orgullosa de ser española"

Juana Samanes
-
Carmen Maura: "Me siento súper orgullosa de ser española"

CARRERA LARGA Y DE ÉXITO. Desde los años 70 lleva trabajando esta popular actriz que se toma actualmente la vida con calma

Simpática y sin pelos en la lengua, Carmen Maura sigue sintiéndose una madrileña del castizo barrio de Chamberí. Tras cinco décadas actuando en cine, teatro y televisión podemos volver a ver su talento natural, y su gracia, en Gente que viene y Bah, actualmente en cartel, una comedia de reparto coral, basada en la novela homónima de Laura Norton.

¿Qué le agradó de su papel en esta película?

Me encantó que es una “tía” positiva y muy graciosa con sus hijos, no se los toma en plan dramático sino que intenta arreglarles la vida para que sean felices. Me pareció un personaje muy bueno, porque nunca pierde los nervios ni se hace la enferma. Fue muy agradable trabajar con Patricia Font, la directora, porque desde el primer momento tuvo claro lo que quería, nos hizo interpretar a todos en la misma partitura y no hay ninguno que esté mejor, estamos todos creíbles. Y mi personaje es uno de los que está más cerca de como soy yo de todos los que he hecho en mi carrera.

Usted siempre es natural en sus interpretaciones, ¿amolda sus papeles a usted o sigue el guión escrito?

Yo siempre suelo obedecer y hago lo que me mandan, porque cuando voy a un rodaje me gusta tener un jefe y sentir que no es mía la responsabilidad. Normalmente intento no llevarme mal con el director, te llevas sorpresas, pero es su película y, una vez que estoy en su proyecto intento dejarle contento.. Realmente tengo mucha facilidad para meterme en los personajes, y la tengo desde que era una enana, desde el colegio. Nací con ella, eso se tiene o no se tiene. Lo que no me gusta es no ser de verdad.

Su personaje es muy vitalista ¿Actualmente cree que la gente mayor es así?

Yo he notado más cambio desde que cumplí 70 años, ahora tengo 73. Ves todo con otra perspectiva, te tomas las cosas de otra forma. Mi trabajo como actriz siempre me lo he tomado como un juego, como que no debía darle demasiada importancia, pero ahora me pasa con todos los temas. Te das cuenta de que estás en la última etapa de tu vida y no merece la pena perder energías a lo tonto, porque tampoco tienes tantas. Yo, en este momento, tengo una nieta de 16 años y me pregunto cuál es el futuro de esa generación que está pegada al móvil y a las redes, todo el día. Ves grupos de jóvenes que no charlan, que miran pantallas, es una cosa que no puedo digerir, que me sorprende muchísimo. Creo que es una manera de perderse muchas cosas, yo me acuerdo que a esa edad tenía mi grupo de amigos con los que jugaba, cuando quedábamos la pandilla. y nos divertíamos charlando unos con otros. Eso de exponer en las redes sus vidas me rechina muchísimo .

¿Se siente identificada con el título de la película? Porque usted siempre está a caballo entre Francia y España…No sé dónde tiene su hogar

Yo me siento súper española. Yo voy a Francia, a Paris, y tengo mi pisito, pero me sienta fatal cuando oigo hablar mal de nuestro país fuera de España. Porque bastante trabajo hicimos de levantar la imagen. Si vieras como ha cambiado la que tenían de nosotros hace 45 años a la que tienen ahora, es alucinante. Cuando empecé a salir con las películas de Pedro Almodovar al extranjero había mucha gente que no sabía dónde estaba España, creía que éramos África y tenían mucho lío mental. Solo, poco a poco, y gracias a gente con talento hemos logrado que se nos respete y tengan curiosidad.

¿Cree usted que esos comentarios hablando mal de España son debido a la ignorancia o la manipulación?

Nuestro país estuvo totalmente cerrado durante 40 años y la máxima era ir en pandilla a ver El último tango en París a Biarritz. Durante décadas se hizo una labor inmensa para dar otra imagen de España. No se puede hablar tan mal. Me da mucha rabia cuando oigo a españoles en Francia comparar la situación actual con la Dictadura de Franco, no tiene nada que ver, me pone muy negra porque supone un desconocimiento de lo que fue aquel tiempo.

¿Cómo ve a los políticos actuales españoles?

Es desesperante hasta qué punto se parecen todos, van a lo suyo de una manera que avergüenza y en la mayoría ves que más que los intereses del país les interesa su carrera política y mantenerla. Sean de donde sean, son gentes que tienen un sueldo muy razonable y hacen muy mal su trabajo