La provincia sumó nueve casos de listeriosis antes del brote

T.R
-

En la comunidad autónoma se elevan a 11 los afectados bajo sospecha y estudio por parte de las autoridades sanitarias, aunque no hay ninguno confirmado

Sede de Magrudis, la empresa que fabricaba la carne mechada origen del brote. - Foto: José Manuel Vidal

La alerta sanitaria declarada por la Junta de Andalucía por el elevado número de afectados por listeriosis que ha dejado la ingesta de carne mechada contaminada, ya retirada del mercado por decisión de la Consejería de Salud y Familias de esa comunidad, se cobraba ayer la tercera víctima mortal, y eleva la cifra de intoxicados por esta bacteria a casi 200. En Castilla-La Mancha todavía no hay ningún caso confirmado, aunque los que están en sospecha de sufrir esta patología por el consumo de carne se han incrementado en sólo un día de 10 a 11, uno de ellos en Albacete, y desde la Consejería de Sanidad se está a la espera de que los resultados de las pruebas realizadas a los posibles afectados confirmen o descarten la infección por listeriosis.
Sin embargo, como sucede siempre que se produce un brote por una enfermedad que afecta a un importante número de personas -y que en pacientes inmunodeprimidos y con otras patologías de base puede llegar a ser mortal-, el desconocimiento y las dudas que tiene la población por falta de información sobre esta dolencia hacen que el problema se agrande y que una enfermedad, que siempre ha existido, y de la que todos los años se declaren casos ante las autoridades sanitarias, cobre una notoriedad especial, como si ya hubiera quedado erradicada. La realidad es que sólo en lo que llevamos de año en la provincia de Albacete se han notificado nueve casos de listeriosis en el Servicio de Salud Pública de la Delegación de Sanidad, tres más que los declarados en el 2018.
No obstante, desde la Consejería de Sanidad de Castilla-La Mancha aclaran que ninguno de los nueve casos confirmados de listeriosis comunicados este año a las autoridades de Salud Pública de la provincia tienen relación con el brote de Andalucía que se inició este mes.
Asimismo, tanto en 2017 como en 2016 se notificaron de esta enfermedad transmitida por la bacteria listeria monocytogenes cinco casos en la provincia de Albacete, mientras que en 2015 fueron sólo cuatro. 
El propio director general de Salud Pública de Castilla-La Mancha, Juan Camacho, trasladó ayer un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, «porque se está poniendo a disposición de la población todas las medidas de inspección, controla e información que se requieren.Además, afortunadamente los casos en sospecha de listeriosis que se están analizando en la comunidad autónoma son leves  y no están provocando ningún problema severo de salud».
(Más información en edición impresa)