Mundos soñados, mundos creados

Sara Borondo
-

Media Molecule ha creado más que un juego, una herramienta completa, y algo compleja, para convertir en obra interactiva todo lo que el jugador desee

Mundos soñados, mundos creados

Media Molecule (MM) es un estudio especial. En lugar de pensar qué juegos pueden encajar en el mercado y dedicar dos o tres años a ello, MM desarrolla juegos imaginativos como su primera obra, Little Big Planet, que ya daba al jugador herramientas para crear niveles de forma visual y sencilla. Sony, que editaba el juego, se dejó seducir por una propuesta tan diferente y compró el estudio poco después, por lo que los juegos de MM salen en exclusiva para PlayStation. 
Ahora, tras Tearaway, el estudio vuelve a apostar por fomentar y dar salida a la creatividad de sus jugadores con una propuesta muy ambiciosa y completa: Dreams, con el que los jugadores pueden crear juegos y experiencias interactivas sin necesidad de utilizar un motor ni saber programar. La comunidad vuelve a ser el punto fuerte de la obra de MM; ningún otro estudio convierte a sus usuarios al mismo tiempo en jugadores y creadores de forma tan decidida.
Cada obra se llama sueño, y constituye un lienzo en el que el jugador plasma aquello que tenga en su imaginación, ya sea una pintura interactiva, una película animada, una composición musical o un videojuego. Cuando lo haya terminado puede subirlo a la red para que lo disfruten otros. Es cierto que todo lo que tiene de completo lo tiene de complejo, por lo que es casi imprescindible seguir los tutoriales para conocer todas las herramientas que, eso sí, son ágiles y visuales.
Mundos soñados, mundos creadosMundos soñados, mundos creadosDreams cuenta con un modo historia que ofrece la gran calidad que Media Molecule imprime siempre a sus obras pero resulta muy corta, apenas tres horas de duración. Narra la historia de Art, un contrabajista de jazz que experimenta las consecuencias de la presión y la inseguridad y que emprende un viaje para hacer las paces con sus compañeros de banda. La jugabilidad es muy variada y sirve para mostrar las inmensas posibilidades de Dreams con partes de plataformas, matamarcianos o momentos musicales.
Una de las decisiones más acertadas de Media Molecule fue poner el juego en acceso anticipado. El estudio ha contado así con más tiempo para perfeccionar el juego con usuarios reales, de tal forma que a la hora del lanzamiento definitivo ha tenido una base muy grande de obras ya creadas a disposición de los jugadores que vayan comprando Dreams. Entrar en los sueños de otros jugadores es rápido y sencillo: se puede buscar por palabras, etiquetas o ver lo que ha gustado a los amigos. 
Aunque el manejo de Dreams no es inicialmente muy accesible, hay ciertas características que facilitan la realización, como que no hace falta crear desde cero, ya que hay un buscador para encontrar elementos que haya compartido la comunidad de jugadores. Es increíble lo que se ha creado ya, juegos de todo tipo, estilo y género, recreaciones de películas o juegos como el cancelado PT de Hideo Kojima y Guillermo del Toro o Fallout 4, experiencias audiovisuales… obras cortas y no siempre de calidad, pero que demuestran lo que puede lograr la comunidad de jugadores , además de adelantar el amplísimo potencial de Dreams para proporcionar diversión infinita creando y disfrutando de las obras de otros. Si lo sueñas, lo creas.


Mundos soñados, mundos creados
Mundos soñados, mundos creados