«Cuando piso el Belmonte tengo mariposas en el estómago»

Juan Carrizo
-
Mati Martínez, capitana del Fundación Albacete. - Foto: José Miguel Esparcia

La capitana es una institución en el Fundación Albacete y, a pesar de ser toda una veterana, todavía le causa respeto jugar en el Estadio Municipal Carlos Belmonte, donde el domingo su equipo recibe al Valencia

El Fundación Albacete celebra el Día de la Mujer disputando su partido de Liga frente al Valencia en el Carlos Belmonte, este domingo a partir de las 13 horas. Nadie mejor para hablar de ese encuentro y de la evolución positiva de la mujer en el deporte del balompié que la capitana del equipo, Mati Martínez.
¿Hay ganas de jugar en el Carlos Belmonte?
La verdad es que sí, pero da un poco de miedo, respeto. Es una semana muy ilusionante por jugar en este escenario, además venimos de sufrir una severa derrota en la última jornada, lo tenemos clavado en el corazón y queremos resarcirnos, por lo que no hay mejor escenario que el Belmonte para hacerlo.
¿Qué supone para el equipo poder jugar en el Belmonte?
Cualquier futbolista, desde pequeña, sueña con jugar en un gran estadio, con ver a un montón de gente que viene exclusivamente para verte a ti y ya meter un gol sería ya lo más. Es algo muy especial, que se vive de una manera diferente. Para mí, aquella fase de ascenso jugada en el Belmonte que logramos por fin meternos en Primera es algo irrepetible. Nunca volveré a sentir nada igual por muchos partidos que juegue en el Estadio, pero eso no quita que cada vez que lo piso tenga mariposas en el estómago
En el Belmonte se logró el ascenso a Primera, pero los partidos que se han disputado allí después no han tenido un resultado positivo.
Así es. El primer año jugamos contra el Rayo Vallecano, que tenía unas bandas muy rápidas y nos hicieron polvo a la contra. El año pasado, no se si fue por desconcentración o excesiva confianza, también nos pintó la cara al Sporting de Huelva.

 

(Más información en la edición impresa)