El acceso al crédito privado reduce las ayudas ICO

M.O
-

Durante 2018 el organismo público concedió 19,5 millones en 443 operaciones, sobre todo para pymes de la provincia

El acceso al crédito privado reduce las ayudas ICO - Foto: Rebeca Serna

Encontrar financiación y en buenas condiciones dejó de ser un problema para el grueso de los empresarios albacetenses, que tienen ahora en la banca privada suficiente crédito para impulsar o mantener sus proyectos. Es la explicación que se deriva de que caigan casi a la mitad las operaciones que en 2018 aprobó en la provincia el Instituto de Crédito Oficial (ICO), el banco público adscrito al Ministerio de Economía y Empresa, una agencia financiera que puede conceder préstamos para financiar operaciones de inversión y liquidez de las empresas. Durante el pasado año, según datos facilitados a La Tribuna, en Albacete el ICO aprobó 443 operaciones, por las 736 de 2017. El dinero incluido en esas 443 operaciones rozó los 19,5 millones de euros, por los más de 42 del año anterior.
Fuentes del Instituto de Crédito Oficial atribuyen ese menor uso a los préstamos del ICO a la liquidez que está a disposición de las empresas en la banca privada: «El instituto tiene un carácter anticíclico, cuando ha habido crisis sí ha ocupado un mayor espectro de la financiación empresarial, porque las empresas tenían menos acceso al crédito privado. Si se normaliza el acceso al crédito, el ICO tiene menos operaciones».
LIQUIDEZ SUFICIENTE. Lo mismo que pasó en la provincia, con menos operaciones, sucedió en todo el territorio nacional, explicaban las mismas fuentes: «El mercado tiene liquidez suficiente, y cuando así ocurre lo que hacemos en el ICO es especializarnos en otras líneas de apoyo, como es el canal de Internacionalización que se está potenciando, incluso para que empresas que están fuera puedan tener financiación en banca local y moneda local». En Albacete la representación empresarial avala esa realidad de suficiente crédito a disposición de las emrpesas. Artemio Pérez, presidente de la Confederación de Empresarios, comentaba que conseguir dinero prestado a un interés óptimo en la banca privada «dejó de ser un problema» a lo largo de 2017, y 2018 fue un año bueno para el empresariado en este campo: «Los bancos abrieron el grifo para dar crédito suficiente y que se reactive el consumo interno, además a buen precio, el dinero de los últimos dos años fue a buen precio para aquellos proyectos que tenían un mínimo de viabilidad». 
MENOS EXIGENCIAS. Los empresarios de la provincia han tenido acceso a liquidez «sin exigencias tan complicadas como en los años duros de la crisis, es un problema resuelto; luego hay otros problemas, la rentabilidad, la viabilidad de los proyectos», explicaba el presidente de FEDA, que destacaba a su vez que los asociados de la Confederación hacen uso de los diferentes convenios que tienen con los bancos. FEDA tiene siete convenios con entidades financieros para que las empresas tengan «condiciones preferentes» en determinados productos financieros. Sobre las previsiones para este 2019, el precio del dinero no variará tras mantenerse los tipos de interés en el Banco Central Europeo, pero el presidente de FEDA dijo que la incertidumbre se va a notar en la puesta en marcha de nuevas inversiones: «El que ahora pueda esperar a comenzar su negocio esperará. 2019 es un año de transición, de tener cuidado con lo que se hace, dónde y qué se invierte, es un año que es complicado para tomar decisiones para los empresarios».

Más información en edición impresa