Francisco Núñez acusa a Page de actuar con «pasotismo»

J.A.J./Foto:Y.Redondo
-
Francisco Núñez, presidente regional del PP. - Foto: Yolanda Redondo

El presidente regional del PP asegura que «desde el 27 de mayo trabajaremos para mejorar esta tierra» y asegura que su triunfo en las autonómicas de mayo pasa por el de Casado en las generales de abril

El presidente regional del PP y candidato de este partido a la Presidencia de la Junta, Francisco Núñez, acusó al actual jefe del Ejecutivo regional, el socialista Emiliano García-Page, de actuar con «pasotismo» a la hora de gobernar Castilla-La Mancha. Así lo expresó en su discurso durante la clausura de la Convención Nacional sobre Cohesión Territorial de su partido, celebrada en Toledo.

Núñez se dirigió al líder nacional de los ‘populares’, Pablo Casado, para profetizar que será «el mejor presidente de la historia de este país».  Y garantizó que su victoria en las elecciones autonómicas del 26 de mayo pasa por la de Casado en las generales del 28 de abril.  También quiso dirigirse a   la candidata de su partido a la Alcaldía de Toledo, Claudia Alonso, a fin de reconocerla como alguien «siempre valiente» tras el reciente episodio de acoso que ha sufrido en las redes sociales.

Promete un «gobierno de liderazgo» para la región. Núñez describió un panorama pésimo de la región remitiéndose a sectores y colectivos que han expresado diversas quejas a lo largo de la legislatura que ya termina. Así, se refirió a los agricultores soliviantados por los planes de gestión de las zonas ZEPA, las ayudas de agricultura ecológica, y la sobrepoblación de conejos. También mencionó el desempleo juvenil, la despoblación en zonas rurales o las listas de espera en Sanidad, entre otras cuestiones.

Y añadió que, ante estas dificultades, el actual presidente de la Junta, no expresa ninguna preocupación y sólo está interesado en mantener su poder con sus complicados equilibrios con Podemos. Por ello, definió la política de García-Page como «cuestión de puro pasotismo, le da igual lo que pase en Castilla-La Mancha».

El aspirante del PP a presidir la Junta dio por seguro su triunfo y que «desde el 27 de mayo trabajaremos por mejorar esta tierra». Por ello, aseguró que presidirá un «Gobierno de liderazgo» en la región.

Núñez remarcó su apuesta por la rebaja de impuestos, por defender las tradiciones, entre las cuales citó los toros y la caza, y por dinamizar el turismo como motor de desarrollo económico. Tampoco olvidó citar la potenciación de los servicios de Bienestar Social, dando mejores cuidados a las personas mayores y a dependientes, para lograr una región «a la vanguardia». Por ello, contrapuso su modelo de «liderazgo» con el «pasotismo» que achacó al PSOE.

Con todo esto, el líder regional del PP también garantizó que el partido en Castilla-La Mancha usará el peso que gane en las instituciones autonómicas y municipales para reforzar la cohesión territorial de España, poniendo fin a espectáculos como «un vicepresidente podemita que se reúne con independentistas», en referencia a la reunión que mantuvo el líder regional de Podemos, José García Molina, con Oriol Junqueras en los días en que se produjo el referéndum ilegal del uno de octubre de 2017.

Sumado a todo esto, Núñez aprovechó la presencia de Casado para pedirle, si llega a La Moncloa, un cambio en la financiación autonómica. Señaló que el actual «perjudica a Castilla-La Mancha».