«El estado del bienestar requiere un cambio radical»

L.G.E.
-

Marco Marchioni, una autoridad del trabajo social comunitario, avisa de que hay que pasar de un estado asistencial con «usuarios» a contar con la ciudadanía

Marchioni con la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez - Foto: Yolanda Lancha

«Tengo un cáncer y ayer me han hecho una cistoscopia». Lo contó Marco Marchioni nada más llegar a Toledo desde Las Palmas de Gran Canaria y lo hizo sin buscar ningún efecto, más que el d mostrar un compromiso, y no tanto el suyo, como el de la autonomía de Castilla-La Mancha y la ciudad de Toledo con el trabajo social comunitario. «He venido hoy aquí ¿y saben por qué? Porque lamentablemente no todas las autonomías están entendiendo esto», incidió, «hay una autonomía y un ayuntamiento que se lo creen y lamentablemente no es así en todas las autonomías».
Marchioni estuvo ayer en Toledo para ser claro. «Voy a ser muy duro; el estado del bienestar requiere absolutamente un cambio radical en el sentido de que se ha trabajado mucho y muy bien, pero a nivel solo asistencial», incidió.  Expuso que la clave está en poner a trabajar de manera conjunta a todas las administraciones, abarcando todas las áreas y también implicando a la ciudadanía.
Lo que dice Marchioni sienta cátedra en el ámbito del trabajo social. «Es un referente», señala la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, al referirse al autor italiano. Defendió que el trabajo social comunitario «realmente mejora la vida de la gente con esa forma tan sencilla de fundirse con la ciudadanía». El concejal de Bienestar Social de Toledo, Javier Mateo, valora que lo puedan tener «al alcance de la mano» y que hayan podido contar con él para el proyecto del barrio del Polígono.
La coordinadora de Asociación IntermediAcción, Isabel Ralero, explicó que le han hecho una entrevista en profundidad y que la han editado para hacerla accesible en un vídeo. Es lo que presentaron ayer junto con una serie de 21 audiovisuales. «Son unas píldoras muy cortitas, muy didácticas y creemos que muy prácticas para todos los profesionales, instituciones y ciudadanía que tenga interés en poner en marcha los procesos comunitarios en sus barrios, territorios y comunidades», apuntó Ralero.
Pero aparte de presentar esos audiovisuales, lo que importaba ayer en Toledo era escuchar al maestro Marchioni. «Tenemos que pasar de un estado asistencial que ha contado con los ciudadanos como simples usuarios a contar con la ciudadanía», indicó. Insistió en que hay que implicar a la población «para afrontar los temas que nadie solo puede hacer» y recordó que no conviene actuar desde un «sector aislado, que interviene dando ayudas», sino abarcar más ámbitos como el sanitario o el educativo.
«En el capitalismo hay clases, por supuesto, y hay diferencias y no lo vamos a cambiar, por lo menos por el momento, yo es difícil que lo vea», confesó, «pero tenemos que trabajar para que la diferencia no impida a todo el mundo participar en igualdad de condiciones».