Las Jornadas del Tambor se despiden con un gran barrizal

G. G.
-
Las Jornadas del Tambor se despiden con un gran barrizal

El evento finalizó antes de tiempo por la lluvia que ocasionó que las autocaravanas tuvieran que ser rescatadas por el dispositivo de emergencia, por el gran barrizal en el que se convirtió la zona de acampada

Finalizan antes de tiempo (a causa de la lluvia), las jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y el Bombo, que se iniciaron el viernes y a las que han asistido miles de tamborileros de 22 municipios de cinco comunidades autónomas de España, algunas de ellas en autocaravanas, que tuvieron que ser rescatadas en la mañana de ayer por el dispositivo de emergencia (Guardia Civil, Policía Local, Bomberos del Sepei, Protección Civil y trabajadores municipales), por el gran barrizal en el que se convirtió la zona de acampada. A la espera de los oportunos balances que se realizarán, sin duda, por los responsables municipales y tamborileros, la valoración inicial es muy positiva, ya que aunque al final acudieron algunas personas menos de la provincia (más de 15.000) a causa de las bajas temperaturas principalmente, la parte organizativa fue muy bien valorada por las delegaciones presentes y los visitantes. El mismo presidente del Consorcio Nacional, el cordobés (de Baena) Antonio Mesa, mostró su satisfacción por el desarrollo de las jornadas y declaró a La Tribuna de Albacete, que «tenía mucha confianza, especialmente porque todavía tenía en el recuerdo las que se organizaron aquí en 2004, ya que las jornadas se hacen con un gran trabajo de todos los habitantes y la colaboración de todos los pueblos, cosa que ha vuelto a suceder un año más. Para mí ya podemos decir que estas son mejores que las de 2004 por la gran superación de un pueblo tan pequeño como es Agramón que ha sido capaz de aglutinar aquí a la España tamborilera dejando un buen sabor de boca a todos los tamborileros».  Por otro lado, Mesa quiso felicitar «a todos los pueblos tamborileros, por su participación y ese desfile maravilloso que han hecho todas las delegaciones». También se mostró muy contento «porque somos Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, que nos ha costado mucho tiempo conseguir y ahora es el momento de que lo disfrutemos y aprovechemos todos los pueblos». Y los actos previstos (toque de tambor hasta el medio día y mercadillo artesanal) fueron suspendidos y en el Centro de Operaciones (Cecop), a primeras horas de la mañana se recibió la llamada de auxilio de los propietarios de las autocaravanas, que por la lluvia y el barrizal formado no podían sacarlas de la zona habilitada en los días previos. Desde el primer momento acudieron efectivos de la Guardia Civil, la Policía Local y Bomberos, para prestar ayuda a los caravanistas, algunos de los cuáles se mostraron contrariados al estimar «que a la vista de lo ocurrido, quizá esta no era la zona más adecuada para la acampada y el aparcamiento de las caravanas presentes».