Unas 500 parejas de la capital pusieron fin a su matrimonio

Josechu Guillamón
-
La mayor parte de las parejas optaron por el divorcio para fin a su matrimonio. - Foto: Valdivielso

El divorcio fue la fórmula elegida por la mayoría de cónyuges en 2018, aunque más del tres por ciento optaron por la separación

Según las cifras recogidas por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), 498 parejas pusieron fin a su matrimonio durante el pasado 2018 en la ciudad. Esto supone un ligero incremento, del 1,01%, con respecto al año 2017, cuando se contabilizaron 493 rupturas matrimoniales en la capital.
Si comparamos Albacete con el resto de capitales de provincia de Castilla-La Mancha, podemos decir que es la segunda de la región en cuanto a rupturas matrimoniales se refiere.
La capital de provincia con más rupturas matrimoniales es Guadalajara (con 562) y le siguen Albacete (con 498), Toledo (con 360 rupturas), Ciudad Real (con 275) y Cuenca con 144.
La forma favorita de los albacetenses para acabar con sus matrimonios es el divorcio, una fórmula que emplearon el año pasado 479 parejas, lo que implica el 96,18% del total. Se trata de unas cifras muy similares a las del año anterior, cuando 474 parejas se divorciaron en la ciudad. 
Del total, 310 divorcios se produjeron con el acuerdo de las partes, mientras que los 169 restantes no contaron con la conformidad de ambos cónyuges. 
Por trimestres, en el primero se produjeron 121 divorcios, en el segundo 152, en el tercero 77 y en el cuarto 129.
Si observamos el resto de capitales de provincia de Castilla-La Mancha, Guadalajara encabeza de nuevo el ranking regional, con 550 divorcios. Por su parte, Albacete ocuparía la segunda posición (con  479 divorcios), por delante de Toledo (con 348), Ciudad Real (con 264) y Cuenca (con 140).
A pesar de que el número de separaciones ha bajado en la capital un 10,52% en un año, durante 2018 fueron 17 las parejas que optaron por acabar con sus matrimonios por este sistema. La mayor parte de ellas, concretamente 14, se separaron de forma consensuada, mientras que las tres restantes no lograron ponerse de acuerdo. 
El trimestre con más separaciones fue el primero del año, cuando hubo una docena, mientras que en el segundo y el cuarto trimestre hubo dos y en el tercer trimestre hubo una.  
En cuanto a las nulidades matrimoniales, aunque siguen siendo una fórmula minoritaria, en 2018 hubo dos casos en la capital, mientras que en el año 2017 no hubo ninguna. Las dos nulidades se produjeron en el tercer y cuarto trimestre.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA