La ciencia, otra frontera a cruzar por mujer y discapacidad

J.A.J
-

El Cermi dedica su segundo foro de mujer y discapacidad a la presencia de discapacitadas en la labor científica. Martínez anima a que las féminas también se empoderen en este ámbito

Martínez recibió una reproducción del último cupón dedicado por la ONCE al Día de la Mujer. - Foto: David Pérez

«ConCiencia sobre tu futuro, tu discapacidad es tu oportunidad». Este juego de palabras formaba el lema de presentación del segundo Foro de Mujer y Discapacidad celebrado por el Cermi (Comité Español de Representantes de personas con discapacidad) en la sede de la ONCE en Toledo. El acto contó con la presencia, entre otras, de la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez; la presidenta regional del Cermi, Cristina Gómez Palomo; y Charo Infante, responsable de la Comisión de Mujer del Cermi.
Infante explicó que las mujeres con discapacidad en la actividad científica «existir, existen», aún reconociendo que las discapacitadas en este ámbito son una pequeña fracción, dentro de la minoría que ya suponen las féminas en este ámbito. Por ello, las actividades del foro se completaron con un taller para niños y niñas a fin de atraerles al  mundo de la experimentación. El foro también sirvió para que mujeres con discapacidad formadas en el ámbito científico contaran su trayectoria. La primera en intervenir fue la doctora en Químicas Noelia Granizo, quien puso como especial dificultad en su desarrollo profesional la renuencia del sector privado a contratar a científicas con discapacidad.
Por su parte, Gómez Palomo puso a las científicas como ejemplo de los problemas de inserción laboral que sufren las mujeres discapacitadas. La presidenta regional del Cermi  recordó que el paro total entre las mujeres con discapacidad supera el 64 por ciento, dándose el caso de que muchas de ellas han renunciado a una búsqueda activa de empleo. Por esto, llamó a las distintas administraciones a respaldar la entrada en el mercado laboral de las discapacitadas facilitandolas un entorno seguro y libre de cualquier tipo de acoso.
avanzar en la igualdad. Por su parte, la directora del Instituto de la Mujer enmarcó el esfuerzo de las mujeres con discapacidad en el ámbito científico con la del conjunto del sector femenino en este ámbito, en el que siguen topándose con distintos techos a una presencia igualitaria respecto a los hombres.
Así, Martínez citó el dato conocido de que en la Universidad, institución principal en la labor investigadora, las mujeres son mayoría entre el alumnado de la mayor parte de las disciplinas. Sin embargo, en los escalafones de docencia y dirección, desde profesorado a rectorado pasando por catedráticos, la presencia femenina va disminuyendo. Resumió esto como una situación de «desempoderamiento» que debe corregirse.
La responsable de Igualdad en el Gobierno regional señaló que las mujeres con discapacidad sufren problemas mayores a los obstáculos que el conjunto de las féminas deben superar a fin de que la igualdad se convierta en una realidad.