Los vecinos se volcaron con san Antón y su asilo

A.D.
-
Un momento de la procesión, con San Antón portado en hombros. - Foto: J.M. Esparcia

La multitudinaria procesión siguió a la tradicional misa, concelebrada por una veintenade sacerdotes, en la que no faltó la semblanza del Santo, a cargo del vicario de la Diócesis

La Residencia Asilo de San Antón y las calles próximas a éste se convirtieron en protagonistas de la tradicional celebración de San Antón, como siempre en la capital, multitudinaria.
Los albacetenses y sus mascotas acudieron desde primeras horas al Asilo de San Antón y ya antes de iniciarse la misa, que comenzaba a las 11 horas, la presencia de público era muy importante. A la capilla del Asilo, lógicamente no accedieron las mascotas, pero se llenó completamente para la misa concelebrada por una veintena de sacerdotes, presidida por el vicario general de la Diócesis, Luis Enrique Martínez, que el jueves también pregonó la festividad del barrio San Antón.
No faltaron a la misa y posterior procesión los responsables municipales, el primer teniente de alcalde, Juan Carlos López Garrido, acompañado por José Luis Serrallé y Ricardo Lorente, así como otros miembros de la Corporación. Durante la misa, en la que Luis Enrique Martínez decía que «nos reunimos para manifestar la fe y alegría de ser seguidores de Jesús», no faltó el recuerdo y protagonismo de San Antonio Abad, patrón de los animales. Una celebración muy sentida, a la que no faltó la Casa de Amigos de Cuenca, que pusieron la nota musical.

(Más información en la edición impresa).