Padres y docentes pidieron clases con menos alumnos

M.D.M.
-

El curso escolar arrancó «con normalidad» en la capital, para Infantil y Primaria, y con la exigencia de la comunidad educativa de que la Junta cumpla la normativa sobre las ratios «en todos los niveles»

Padres y docentes pidieron clases con menos alumnos - Foto: Ví­ctor Fernández Molina

El curso escolar 2019-2020 arrancó ayer «sin incidencias destacables» en la ciudad de Albacete, como lo precisaron tanto padres como profesores, si bien ambos representantes de la comunidad educativa sí insistieron en su petición al Gobierno regional de que baje «ya» las ratios y cumpla, «en todas las etapas», con el número de alumnos por aula que se comprometió en 2016.
En este sentido, el presidente provincial del sindicato de docentes ANPE Albacete, Martín Navarro, denunció, en rueda de prensa para hacer balance del inicio del curso, que  para este curso sí se ha bajado el número de alumnos por aula en tercer y  cuarto curso de Educación Secundaria Obligatoria a 30 alumnos máximo, pero que no se han modificado «las ratios ilegales establecidas para cuarto, quinto y sexto curso de Educación Primaria (28 alumnos máximo por aula)» ni tampoco se ha cambiado «la altísima ratio de 40 alumnos por clase en Bachillerato».
Navarro detalló que esta medida, junto con la propuesta de que se rebajen de nuevo las horas lectivas del profesorado -que aumentaron con el Plan de Ajuste de 2012-, ayudaría a crear más empleo entre los docentes, mejorando la calidad del trabajo en el sector.
Y es precisamente la necesidad de que bajen las ratios, en lo que también coincidieron la presidenta de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres (FAPA) de Albacete, Carmen Alarcón, y la presidenta de la FAPA María Moliner de Albacete, Rosario Pérez.
Ambas reclamaron que se bajen las ratios en las aulas «para mejorar la atención a los alumnos y ganar en calidad en las clases».
Las representantes de los padres también expusieron como uno de los problemas principales a los que se enfrentan las familias en el inicio de curso «el elevado precio de los libros y de material escolar», que obliga a las familias a llevar a cabo un desembolso que a veces es inasumible.

(Más información en la edición impresa).