El 90% de los casos que acaban en los PEF los ordena un juez

S.L.H
-

Más de 2.300 personas, unas 670 familias, se han beneficiado durante el primer semestre de 2019 de los Puntos de Encuentro Familiar

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, asiste a la inauguración de la Jornada de Puntos de Encuentro Familiar de Castilla-La Mancha organizada por la entidad Colabora.

Más de 2.300 personas, unas 670 familias de la región, se han beneficiado durante el primer semestre del año de los servicios que ofrecen los puntos de Encuentro Familiar de Castilla-La Mancha. Así lo puso de manifiesto la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la inauguración de la V Jornada para profesionales de Puntos de Encuentro Familiar (PEF) de la región que se celebra hasta hoy, martes, en el Archivo Regional de Castilla-La Mancha, en Toledo.
Una jornada que organiza la entidad Colabora, que gestiona seis de los siete puntos de encuentro con los que cuenta la región, uno por cada capital de provincia y dos más situados en Talavera de la Reina (Toledo) y Alcázar de San Juan (Ciudad Real).
La consejera explicó, antes de inaugurar la jornada, que los PEF son un servicio gratuito que ofrece la Administración regional, que atienden los derechos de los niños en los casos de conflicto familiar y que tienen como finalidad el bienestar de los más pequeños.
Añadió que, como recurso social especializado, tienen como objetivos facilitar el régimen de visitas en un lugar físico neutral y garantizar el derecho fundamental de los hijos a relacionarse con ambos progenitores.
También apoyar a los padres para que puedan tener una relación normalizada, independientemente de su ruptura como pareja, y prevenir situaciones de violencia relacionadas con el cumplimiento del régimen de visitas.
Sánchez indicó que lo datos son «significativos», ya que en el primer semestre del año más de 2.300 personas, unas 670 familias, han pasado por estos Puntos de Encuentro Familiar e hizo hincapié en que algunas de estas visitas son supervisadas por los profesionales para beneficiar a los niños y garantizar sus derechos. 


Una tercera parte, con órdenes de alejamiento. De su lado, el gerente de la entidad Colabora, Gregorio Fernández, reconoció que los Puntos de Encuentro Familiar, en los que trabajan unos 36 profesionales, son servicios cada vez más demandados y utilizados, aunque «no podemos achacarlo al aumento en el número se separaciones y sí a temas de judicialización de casos de tutelas y guarda de los menores». Añadió, en este punto, que el 90 por ciento de los casos que acaban en los Puntos de Encuentro Familiar de la región son derivados por jueves de Familia y de Violencia de Género.
«Estamos encontrando un incremento exponencial en el número de visitas supervisadas», detalló el gerente de la entidad Colabora, quien informó de que una tercera parte de los casos que llegan a estos servicios lo hacen con órdenes de alejamiento firmadas por jueces, por lo tanto, «son visitas que hay que supervisar».