El fuego purificador consume a 'la Sardina'

V.M.
-
El obispillo aguarda con la tea encendida poco antes de prender fuego a la carroza. - Foto: V.M.

El epílogo del Carnaval en Albacete fue seguido por un millar de personas en la Plaza del Altozano

El ciclo se cerró un año más con el ritual del fuego purificador que dio cuenta de 'la Sardina', símbolo del desenfreno vinculado a 'Don Carnal', poco antes de las 10 de la noche y en pocos minutos la llamas devoraron esta escultura efímera que lucía este año un simpático disfraz de bombero a modo de alegoría ,como si quisiera resistirse a ser consumida tras ser prendida por la tea que portaba el obispillo, en presencia de centenares de ciudadanos que se dieron cita en la Plaza del Altozano en una noche algo desapacible.