Rakel Camacho tiene un 100% de éxito

Emilio Martínez
-

La creadora, a la que le gustaría que la obra se programase en el Teatro Circo, repite triunfo en Madrid

Rakel Camacho tiene un 100% de éxito

Una buena fórmula para vivir, o como mínimo sobrevivir, es llevar la existencia con un bajo porcentaje de los inevitables malos momentos. Por ejemplo, de tan solo un 10% de tristeza, que es el título de la obra de esa polifacética mujer de teatro que es Rakel Camacho. La albaceteña fue la gran triunfadora de la anterior temporada en el teatro de vanguardia -amén de escuela de arte dramático- de mayor prestigio en la capital de España: la sala Cuarta Pared. Lo que le ha valido para que en la nueva campaña, recién iniciada, se suba a su escenario, con idéntico éxito esta creación, que, por cierto, a Rakel, que acumula muchos otros proyectos, le encantaría que se representase en el Teatro Circo.
La satisfacción de la paisana no sólo por volver a Cuarta Pared, sino por repetir y aumentar el éxito –hay algunos espectadores que van a diario a verla y lo han hecho ya cuatro veces desde el pasado día 5 en que se reestrenó- de este «espectáculo único», cual lo califica, es incluso mayor que el año pasado. «Tengo que agradecer la valoración y el apoyo en general y muy en particular, por ejemplo, al ser la segunda obra más votada en toda la cartelera madrileña por la prestigiosa revista especializada Godot, algo increíble dada la tremenda oferta existente en la capital de España».
Es justo y necesario, pues, preguntarle por la clave del éxito, que Rakel estima se debe, entre otras cosas, «a su carácter festivo y popular unido a un lenguaje vanguardista». 10% de tristeza, que presenta algún leve cambio, algún pequeño matiz o sutilezas en el movimiento o texto «para que la obra siga tan fresca y viva, y los actores salgan a comerse el mundo», piensa su autora y directora, cerró ayer sábado su programación de Cuarta Pared, por ahora.
En este ritual festivo, la albaceteña quiere aprovechar su contacto con La Tribuna para hacer una amplia loa no sólo de los actores que protagonizan la obra que incluso han metido algunas de sus ideas –Antonio Sansano, Carlos Troya, Teresa Rivera, Julia Monje y Lorena Benito-, sino de todo el equipo, que tiene una implicación íntegra en la obra: «Todos, desde el primero hasta el último, damos todo de nosotros, y esto al espectador le atraviesa los sentidos y contribuye al éxito».

(Más información en la edición impresa).