A juicio un conductor que huyó de la Guardia Civil

M.O
-

El acusado protagonizó una peligrosa persecución en la A-31 con un vehículo sustraído en Alicante, hasta que fue detenido en las inmediaciones de La Gineta

A juicio un conductor que huyó de la Guardia Civil - Foto: Rubén Serrallé

Un delito leve de hurto, un delito de falsedad en documento oficial, un delito de conducción sin permiso, un delito de atentado y un delito de conducción temeraria son los cargos que pesan sobre un hombre de nacionalidad lituana que será juzgado mañana martes en Albacete. La larga lista de delitos tiene que ver con la peligrosa huida que protagonizó el 7 de junio de 2018 tras saltarse un control de la Guardia Civil en el kilómetro 112 de la A-31, cerca de Chinchilla. El acusado, R.S., con antecedentes, circulaba con una furgoneta robada en Guadalest, Alicante, a la que había puesto las placas de matrícula de una furgoneta similar también robada en Arboleas, Almería.
En el control que se saltó un guardia civil tuvo que apartarse «para evitar ser arrollado» por la furgoneta. Empezó así una persecución donde el acusado circuló a elevada velocidad, a veces adelantando por la derecha a otros coches, y también en dirección contraria por una rotonda aledaña a la A-31. En la huida causó daños a un vehículo policial, y también a dos vehículos de particulares. Numerosas dotaciones policiales fueron sumándose a la persecución, hasta que en el área de servicio de Los Abades la furgoneta terminó en un campo de cereal.

Más información en edición impresa