España pedirá fondos a la UE ante el cierre de Thomas Cook

EFE
-

La ministra de Industria reconoce que la quiebra de la macrocompañía turoperadora pone en riesgo más de 1.000 puestos de trabajo en el país, pero sobre todo en Canarias y Baleares

España pedirá fondos a la UE ante el cierre de Thomas Cook - Foto: Marcel Kusch/dpa

España solicitará ayuda del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización para paliar el impacto sobre el empleo que podría tener la quiebra del turoperador británico Thomas Cook, en particular en Canarias y Baleares, anunció hoy la ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto.
Maroto se reunión hoy en Bruselas con la comisaria europea de Empleo, Marianne Thyssen, a quien transmitió la "gravedad" del impacto sobre el mercado laboral y la necesidad de que la UE participe en la respuesta a esta crisis.
La ministra, que asistió en la capital belga a un consejo de ministros europeos de Competitividad, insistió en que la quiebra "va a tener" y "está teniendo ya" un grave impacto sobre el empleo por las filiales de la compañía británica que operaban en las Islas Baleares.
"Hablamos de casi 1.000 puestos de trabajo en riesgo, pero sobre todo por los que están por venir", dijo en declaraciones a los medios.
"Hemos pedido que se solicite, y así lo vamos a hacer desde España, que se pueda desarrollar un expediente de esta crisis en el marco del Fondo Europeo de Globalización", añadió la titular de Turismo sin precisar qué volumen de financiación calculan necesaria.
Maroto, que consideró que Thyssen se mostró "muy receptiva" a la propuesta, insistió en que son varios los países de la Unión Europea afectados por la crisis y que por lo tanto debe abordarse también desde una "mirada europea".
Con esta perspectiva, la titular de Turismo trató el tema en una reunión con el ministro de Economía portugués, Pedro Siza, y mantuvo conversaciones con el ministro de Economía y Turismo griego, Harry Theoharis, cuyos países son también de los más afectados.
Maroto señaló que el objetivo es "sensibilizar a todos los países" para que sean más los que apoyen la propuesta, aunque la solicitud de fondos depende de cada Estado de forma individual.
La Comisión, por su parte, valoró los "esfuerzos de España para hacer uso total de los fondos europeos para ayudar a los trabajadores afectados" y aseguró que "está lista para apoyar a España", según un comunicado.
El departamento de Thyssen señaló que se ha barajado el uso tanto del Fondo de Adaptación a la globalización como del Fondo Social Europeo y recordó que ahora depende de España solicitar el posible apoyo comunitario.
A nivel nacional, la ministra recordó que el Gobierno está trabajando en un "plan integral" por el que "muy pronto" se reunirá la comisión interministerial, en la que estarán los ministerios de Fomento, Empleo y Hacienda, para analizar todas las medidas.
El objetivo es "poner en común" las de la Administración Central con las implementadas por las Comunidades Autónomas y con el sector empresarial, dijo.
Thomas Cook emplea a unas 2.500 personas de forma directa en España pero, según han advertido los sindicatos, el impacto de su situación puede hacer peligrar el 10 por ciento del empleo en el sector hostelero en las zonas más afectadas como Canarias y Baleares.
El Fondo Europeo de Ajuste a la Globalización está dotado con 150 millones de euros para el periodo 2014-2020 y puede intervenir en casos de despidos masivos en una empresa o en una cierta región.